Laura Beytia/CAMBIO 22

CHETUMAL, 24 de abril.- A pesar de que ya hay algunas licitaciones de obras que darán un respiro económico a las empresas constructoras del sur del estado, se requiere de más proyectos para que la industria de la construcción pueda tener una recuperación al 100%.

Así lo dio a conocer Diego Cortés Arzola presidente de la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción (CMIC) en Quintana Roo, quien señaló que este paquete de obras todavía no es suficiente para inyectarle dinamismo a la economía de este sector, ya que la veda electoral ha impactado en la actividad de las constructoras locales y aún resta un mes para que se lleve a cabo el proceso electoral, que complica más la situación para varios de sus agremiados.

 “Hay un paquete de obras licitadas de varias dependencias, pero todavía necesitamos de más obra pública para poder reactivarnos por completo, la veda electoral primero por la revocación de mandato y luego por el proceso electoral que se avecina si nos ha impactado porque prácticamente se ha frenado la inversión de los tres órdenes de gobierno y todavía falta un poco más de un mes para que pasen las elecciones, así que lo único que nos queda es esperar a que se termine de invertir el remanente que ha destinado el gobierno del estado para obra pública y que se haga antes de que se vayan.”

Aunque la pandemia originó que perdieran el registro de 40 negocios de este giro, de las 182 empresas que actualmente están afiliadas a la CMIC en la entidad, cerca del 60% se encuentran ejecutando obras principalmente en la zona norte, por lo que dijo que seguirán pugnando que se garantice que sean las constructoras quintanarroenses las que tengan prioridad en la ejecución de las obras, a fin de poder evitar más cierres y mantener su padrón.

Por lo pronto y ante las escasas probabilidades de participar en la construcción de algún tramo del Tren Maya, se encuentran tratando de establecer alianzas entre las mismas empresas, buscando generar mayores oportunidades de poder obtener un contrato y participar en los trabajos de este proyecto, que está catalogado como uno de los más importantes de la federación.

“Para los micro y pequeños empresarios que somos los que mayores impuestos pagamos y los que generamos un importante número de fuentes de empleo, resulta vital poder participar en los trabajos del Tren Maya porque esto nos ayudaría en nuestra reactivación, ya tuvimos un acercamiento con personal encargado de la obra a quienes les hemos externado el interés de las empresas locales por participar y estamos forjando alianzas entre las mismas constructoras para incrementar las posibilidades de que nos contemplen y esperamos lograrlo.”

Sin embargo, subrayó que son los requisitos que han establecido quienes manejarán los contratos más importantes, lo que hará que sean contadas las empresas constructoras locales las que podrán ser tomadas en cuenta, por lo que confían en que una vez pasadas las elecciones del 5 de junio, cuando menos los Ayuntamientos anuncien inversiones importantes para generar fuentes de empleo e impulsar a la industria de la construcción.

 

[email protected]

RHM