Redacción/CAMBIO 22

CHETUMAL, 11 de octubre.- La zona de baja presión surgida al sur de Chetumal a partir de los
desprendimientos del huracán Julia ingresó al Golfo de México en el transcurso de la mañana, por
la Bahía de Campeche, e inmediatamente fortaleció su potencial de desarrollar un ciclón en los
próximos 5 días.


Al momento acercarse al mar, todavía al sur de la Península de Yucatán, la zona de baja presión
presentaba una probabilidad de desarrollo baja de 30 % en las próximas 48 horas y baja de 30 %
en los próximos cinco días.
Pero apenas se posó sobre la Bahía de Campeche su probabilidad de desarrollo ciclónico subió a
media de 60 % en 48 horas y 60 % en 5 días.
Para entonces su centro se encontraba a 175 kilómetros al noroeste de Ciudad del Carmen,
Campeche, y a 125 kilómetros al nor-noroeste de Frontera, Tabasco, y se desplaza lentamente
hacia el noroeste.
El Centro Nacional de Huracanes de Estados Unidos indicó que las presiones superficiales están
cayendo en la región, y el radar de México indica que el sistema está cada vez mejor organizado.
Por lo mismo, se espera que las condiciones ambientales sean propicias para un mayor desarrollo,
y que una depresión tropical pueda formarse dentro de uno o dos días mientras el sistema se
mueve lentamente hacia el noroeste sobre el Golfo de México.
Sin embargo, considera que después de un tiempo es probable que el aumento de los vientos en
los niveles superiores obstaculice un desarrollo mayor mientras serpentea en el suroeste del Golfo
de México.
Independientemente de la formación, se esperan fuertes lluvias en porciones del sur de México
durante los próximos días.
[email protected]

YB