► Los Trabajos de mejoramiento están ya por concluir informó el INAH >A marchas forzadas también las labores de restauración en Ichkabal cuya apertura será en agosto de 2024

 

Laura Beytia/CAMBIO 22

CHETUMAL, 8 de diciembre.- El Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) dio a conocer que los trabajos de mejoramiento que se llevan a cabo en el sitio prehispánico de Oxtankah desde el pasado 6 de septiembre están ya por concluir, por lo que estiman que la zona estará lista para abrir nuevamente al público en los últimos días de este mes de diciembre.

Así lo aseguró el delegado del INAH en Quintana Roo Margarito Molina, quien comentó que estas acciones son parte del paquete de obras del Programa de Mejoramiento de Zonas Arqueológicas (PROMEZA) que el gobierno federal puso en marcha en ese sitio, que se localiza a 16 kilómetros de la capital del Estado.

“Ya están muy avanzados los trabajos y por eso es que la zona arqueológica será reabierta al público a finales del mes de diciembre, los trabajos consistieron en atender accesos, senderos, taquillas, baños, señalética y estacionamientos, con el objetivo de que los recorridos sean más significativos y seguros para el público; esto forma parte del programa Promeza que esta vinculado al Tren Maya y que contempla atender 27 sitios de los cuales siete se encuentran en Quintana Roo y donde además de Oxtankah también incluye otros importantes vestigios de la zona sur.”

Entre las zonas arqueológicas que de igual manera están siendo atendidas, se encuentran Chacchoben e Ichkabal consideradas las más antiguas de la civilización maya, Dzibanché-Kinichná y Kohunlich y que junto con Oxtankah, conformarán un circuito arqueológico, histórico colonial y de bellezas naturales únicas en el sur de Quintana Roo.

El representante del INAH en la entidad detalló que Ichkabal, será abierta al público en agosto de 2024, por lo que trabajan a marchas forzadas, ya que está considerada como uno de los mayores atractivos de la ruta del Tren Maya, al estar ubicada a solo 30 kilómetros de lo que será la estación Bacalar del Tren Maya, por lo que se encuentran enfocados en la recuperación y restauración de las estructuras mayas, además de que precisamente en Pueblo Mágico, está sirviendo como centro de acopio de piezas arqueológicas.

“Hay diferentes lugares donde hacemos acopio de material arqueológico y uno de ellos es Bacalar, pero estas piezas junto con las ruinas de Ichkabal, se convertirán en atractivos sumamente interesantes en la ruta del Tren Maya y se posicionarán a nivel mundial lo que sin duda, Ichkabal será abierta al público en agosto del próximo año y contribuirá al desarrollo de la zona sur.”

Hay que mencionar que con la apertura de Ichkabal situada a 30 kilómetros al poniente de la Laguna de los Siete Colores, que abarca una superficie de siete hectáreas y que durante casi un siglo permaneció oculta, se planea impulsar el turismo rural y la actividad económica en el sur del estado.

 

[email protected]

JFCB