Luis Tamayo Mendicuti/CAMBIO 22

MÉRIDA, 3 de enero.- Una mala maniobra le costó la vida a Israel G. Abreu y a su hermana Concepción Abreu, tras ser arrollados por un camión de mensajería de la empresa Castores. La tragedia ocurrió en la calle 86, a 17 metros del cruce con la colonia Dzununcán con el periférico de Mérida.

De acuerdo con testigos, los ahora fallecidos iban a bordo de una motocicleta FT125 Italika, y en un momento dado Israel trató de rebasar por la derecha al pesado camión, pero algo sucedió, perdió el control y cayó al pavimento junto con su hermana. Lamentablemente, fueron arrollados y perdieron la vida en cuestión de instantes. A pesar de ello, llegaron paramédicos, pero solo confirmaron la tragedia.

El responsable del camión, al ver lo que sucedió, emprendió la huida, pero fue perseguido por un mototaxista, y fue la policía la que ayudó a regresarlo al lugar de la tragedia para luego ser esposado y detenido. Israel era vendedor de tamales y en redes sociales se anunciaba como “el animador tóxico”.

Tras los protocolos correspondientes, el personal de la Fiscalía General del Estado y del Servicio Médico Forense procedió a levantar evidencias, así como los cuerpos. Hace unos días, el infortunado occiso publicó en su red social que presentía el final de su existencia, y anoche, 2 de enero del presente año, lamentablemente se cumplió y dejó de existir junto con su hermana.

 

 

[email protected]

JFCB