• Al Regresar a Clases, las Víctimas Reportan a sus Maestros lo que Sufrieron en sus Hogares

 

Gabriel Alcocer/CAMBIO 22

Cancún, Q. Roo, 5 de enero. – Los casos de violencia familiar y abuso sexual en agravio de menores de edad, tienden a incrementarse en los periodos vacacionales y esto se refleja en el regreso a clases, cuando las víctimas reportan a sus maestros lo que sufrieron en sus hogares.

La directora del Grupo Especializado en Atención a la Violencia Familiar y de Género (GEAVIG), Adela Jiménez Izquierdo reconoció esta situación y dijo que la próxima semana podrían registrar reportes de menores que piden ayuda al retornar a las escuelas.

“Nosotros recibimos la denuncia por medio de las autoridades escolares, quienes son los que trabajan con nosotros de manera coordinada y que son reportes que no entran al 911, es un protocolo que tenemos con ellos también, donde los menores que se abren, una vez que regresan a clases, lo que va a suceder ahora también, empiezan a decir todo lo que vivieron en casa, entonces todo lo que vivieron en compañía del adulto, de un tío, una tía, un padrasto, papá biológico, mamá si hubo violencia, todos esos son comportamientos que vamos a ver en la próxima semana”, explicó.

Adela Jiménez reconoció que el GEAVIG recibe un número bastante considerable de reportes de violencia de índole sexual, en agravio principalmente de niños y niñas que están entre 6 años, 7 años, hasta las 12 años.

 

[email protected]

RHM