abril 21, 2024 03:34

16.67

Renán Castro Madera, Director General

Renán Castro Madera, Director General

abril 21, 2024 03:34

Redacción/CAMBIO 22 

Las autoridades en un remoto estado en el nordeste de India afirmaban haber restaurado la paz con medidas de seguridad tras un brote de disturbios y violencia étnica que dejó 60 muertos y 35.000 civiles desplazados la semana pasada.

Unas 230 personas resultaron heridas y unas 1.700 viviendas fueron quemadas por turbas tras fuertes altercados entre grupos tribales y un grupo no tribal, dentro de disputas sobre ayudas económicas y una designación oficial de grupo protegido, según dijo a la prensa el lunes por la noche el ministro jefe del estado de Manipur, N Biren Singh.

Miles de civiles, escoltados por personal de seguridad, regresaban a sus casas una vez la policía y el ejército habían puesto la situación bajo control con patrullas callejeras y un toque de queda que se mantenía activo, dijo Singh. Durante los enfrentamientos se robaron 1.041 armas y 7-460 rondas de munición a las fuerzas de seguridad. La turba también prendió fuego a algunos lugares de culto.

El ministro indio del Interior, Amit Shah, dijo el lunes al canal de noticias India Today que la situación en Manipur estaba bajo control y pidió a la gente que mantuviera la paz.

La violencia en Manipur, que hace frontera con Myanmar, comenzó la semana pasada tras protestas de más de 50.000 kukis y miembros de otras comunidades tribales de mayoría cristiana en Churachandpur y otros distritos vecinos.

Protestaban por la demanda de la comunidad mayoritaria meitei hindú de que se les reconozca una condición especial que les daría ayudas como el derecho a cultivar en zonas de bosques, acceso a préstamos bancarios baratos y centros educativos y de salud, así como una cuota no especificada de empleos en el gobierno.

Líderes de la minoría dijeron que en comparación, la comunidad meitei disfruta de una posición más acomodada y darle más privilegios sería injusto. Los meitei afirman que se protegerían la cuota de empleo y otros beneficios para los grupos tribales.

Dos tercios de los 2,5 millones de personas del estado viven en un valle que abarca en torno al 10% de la superficie total del estado.

Los meiteis son hindúes, mientras que grupos rivales como los kuki y otras tribus son en su mayoría cristianos y viven sobre todo en los distritos en las colinas circundantes.

Las etnias de mayoría musulmana suponen en torno al 8% de la población del estado.

 

 

Fuente AP

[email protected]

MRM

¡Únete a nuestras comunidades del Diario CAMBIO 22 en WhatsApp y Telegram! Mantente al tanto de las noticias más importantes del día, artículos de opinión, entretenimiento, tendencias y mucho más, directamente desde tu dispositivo móvil.



Data from Tiempo3.com
Data from Tiempo3.com
Data from Tiempo3.com