abril 19, 2024 19:51

16.67

Renán Castro Madera, Director General

Renán Castro Madera, Director General

abril 19, 2024 19:51

  • Las malas decisiones de una administración 

 

Olivia Vázquez/CAMBIO 22

CANCUN, Q. ROO, 02 de Agosto.- El Observatorio Legislativo ciudadano advierte que Villas Otoch Paraiso se ha convertido en un referente de diversos temas urbanos, problemática familiar-social, de contaminación y especialmente de inseguridad; bautizado incluso como las favelas de Cancún. Este tipo de desarrollos y decisiones erróneas que se han tomado en administraciones anteriores, obliga a la ciudadanía a 

observar con responsabilidad social la elección de los Regidores de los Ayuntamientos y revisar continuamente su desempeño ante la sociedad, para evitar estos ejemplos.

En un comunicado emitido por el Observatorio, tras una relatoría de cómo fue conformada esa zona se advierte que a 15 años de creación, es una zona caracterizada por una gran problemática urbana y de falta de gobernabilidad pública.

La zona reporta de acuerdo a investigaciones realizadas, más de dos mil viviendas desocupadas, sin embargo el dato es más alto porque se tiene confirmado que muchas de ellas fueron invadidas.

Además de los conflictos de hacinamiento, la urbanidad reporta problemas realmente graves de acuerdo a un recorrido que se realizó y en donde se pueden observar la instalación de “topes” dentro de los  callejones del fraccionamiento para obstruir o evitar el paso de los rondines de la policía, entre muchos otros problemas de inseguridad.

En su origen, se refiere que el Ayuntamiento 2005-2008 del Municipio de Benito Juárez, que fue encabezado por el Lic. Francisco Alor Quezada, fue la administración que tuvo una alianza de los Partidos políticos PRI y PVEM, en la cual se dieron los mayores cambios de uso de suelo aprobados para el municipio.

Del llamado polígono de expansión numero 11, la quincuagésima novena sesión ordinaria del Ayuntamiento celebrada el 18 de septiembre del año 2007, se incluyo en el orden día, un punto trascendente en la planificación urbana de la ciudad de Cancún, la aprobación del cambio de densidad de 143 hectáreas para aumentar el numero de viviendas por hectárea al pasar de 60 viviendas a 120 viviendas por hectárea para poder otorgarle esa autorización a la empresa CADU Inmobiliaria.  

Por lo que se puede percibir en la lectura de dicha acta, la propuesta se integro a ultima hora en el orden día, así lo manifestaron varios de los regidores de ese Ayuntamiento, por lo que puede deducirse que no fue estudiada y analizada con detalle ese trascendental cambio. Únicamente se mencionó que la propuesta estuvo revisada por la Comisión de Desarrollo Urbano y Transporte que estaba integrada por los Regidores Mario Machuca, Delia Alvarado y Jesús Melchor González Solís, los dos primeros lideres sindicales integrantes del PRI y el restante integrante del PVEM. 

Como director de Desarrollo Urbano estaba el Ing. Heyden José Cebada Ramírez. 

La empresa fundamento la propuesta en la necesidad de proporcionar vivienda económica de interés social con los subsidios federales que estaba apoyando el INFONAVIT para los trabajadores de hasta dos salarios mínimos y a quienes les permitiría pagar una mensualidad de cerca de $650.00 mensuales. El proyecto presentado por CADU Inmobiliaria señalaba un total de 17,160 viviendas de 35 metros cuadrados, lo cual fue duramente criticado por solamente un integrante del Cabildo, el Regidor Agustín del Carmen Osorio Basto, quien advertía de los graves conflictos familiares y sociales que se generarían en esa zona con esa concentración de personas. 

Fue el único voto en contra, incluso los candidatos opositores de los partidos que contendieron en esa elección y que quedaron como regidores como Rogelio Márquez Valdivia y Alejandro Janitzio Ramos Hernández apoyaron la autorización y votaron a favor de ella. 

Ahora a 15 años de distancia de esa aprobación encontramos que esa decisión esta causando graves problemas urbanos y de falta de atención a un grupo de población que accedió a la adquisición de esas viviendas. Es una zona caracterizada por una gran problemática urbana y de falta de gobernabilidad pública, el diseño de su entorno no contempló zonas de equipamiento y espacios de esparcimiento para la atención de las familias ahí asentadas, incluso se percibe que ahora están orientadas a un autogobierno controlado por algunos grupos que establecen las normas de movilidad interna dentro del desarrollo; incluso acciones y eventos como el levantamiento de información del INEGI, visitas de inspectores del Municipio y actos de campañas políticas son limitados en su realización. 

De las 17,160 viviendas que se pretendían construir solo se encuentran como construidas y censadas cerca de 14,000 viviendas con una población registrada por el INEGI de 38,882 personas de las cuales la mitad son hombres y la otra mitad mujeres. Las viviendas ocupadas son cerca de 12,000 lo que deja una gran cantidad de viviendas en aparente desocupación, esto porque se ha detectado en las investigaciones de campo que se han efectuado, que muchas de las viviendas están invadidas. Seguramente si se pudiera contar con la información de cuantas viviendas están al corriente en su pago de predial podríamos tener el dato de el porcentaje de viviendas en situación irregular. 

El impacto que se tiene actualmente es una densidad de 272 personas por hectárea, un gran hacinamiento y con problemas de habitabilidad, inseguridad y una falta de servicios y espacios de esparcimiento públicos que generan una situación de frecuentes problemas vecinales y delincuenciales. En su recorrido se pueden observar la instalación de “topes” dentro de los  callejones del fraccionamiento para obstruir o evitar el paso de los rondines de la policía.  

Un dato especial para entender aun más la problemática de esta zona es: en la SM 259 el municipio tiene registrados 88 puntos de venta de alcohol, el mas alto por SM de todo el municipio. Y seguramente es mayor si se suman los expendios clandestinos. 

Como un referente, esta zona tiene un número de pobladores comparativamente similar a la población del Municipio de Puerto Morelos en un espacio de terreno infinitamente menor (100,000 has. vs 143 has.) 

Es por ello que es muy importante que se tengan en cuenta estas malas experiencias de las malas decisiones de los Ayuntamientos, la falta de ética empresarial y visión social de las empresas desarrolladoras de vivienda y la necesidad de que se atiendan las necesidades reales de los grupos de población que están afectados por estas situaciones, al igual de lo que sucede en las colonias irregulares. 

Importante también reconocer que dentro de estos grupos sociales hay ciudadanos con la necesidad de ser considerados en los programas sociales y dejar de ser estigmatizados como habitantes de zonas de violencia, situación causada por la falta de la aplicación de las normas de gobierno y atención social por parte de la autoridad municipal. 

A quince años de esa sesión los ex regidores Mario Machuca y Delia Alvarado siguen siendo lideres sindicales y el ex regidor Jesús Melchor González Solís se observo registrado como beneficiario de ayuda social por parte del Regidor Pablo Bustamante, el Ing. Heyden Cebada ha seguido como funcionario en Desarrollo Urbano del Municipio, y a la empresa le generó una muy importante cantidad de ingresos por la venta de esas casas.  

Es momento de que se observe con responsabilidad social la elección de los Regidores de los Ayuntamientos y revisar continuamente su desempeño ante la sociedad

 

[email protected]

GCH

¡Únete a nuestras comunidades del Diario CAMBIO 22 en WhatsApp y Telegram! Mantente al tanto de las noticias más importantes del día, artículos de opinión, entretenimiento, tendencias y mucho más, directamente desde tu dispositivo móvil.



Data from Tiempo3.com
Data from Tiempo3.com
Data from Tiempo3.com