• Las familias venezolanas requieren de 116 salarios mínimos para cubrir la canasta alimentaria básica

 

 

Redacción/CAMBIO 22    

Uno de los indicadores que suele utilizarse para evaluar la economía de los países es la capacidad adquisitiva del salario mínimo, el cual debe alcanzar para que una familia de mínimo 3 integrantes, adquiera la canasta básica de alimentos. En ese sentido, algunos países cuentan con salarios más bajos que otros, siendo América Latina, una de las regiones con los salarios más bajos del mundo, sin embargo, el caso de Venezuela es particularmente alarmante.
El salario mínimo en Venezuela es, según el análisis de varios economistas de la región, el salario mínimo más bajo de Latinoamérica al término del 2023, posicionándose por debajo de 4 dólares diarios, según el más reciente recuento de la agencia Bloomberg. En el mismo sentido, el centro de investigación Equilibrium Cende, estimó que el 80% de los venezolanos ganan menos de 100 bolívares al mes.

El economista Aldo Contreras declaró en entrevista para el diario Voz de América, que los más afectados por el bajo salario en Venezuela son las personas que no pueden acceder a otras fuentes de ingresos, como jubilados y pensionados, quienes dependen exclusivamente de una asignación equivalente a 130 bolívares (13 dólares) al mes.

Esta asignación, de la que dependen alrededor de 5 millones de familias venezolanas, coincide con el salario mínimo fijado por el gobierno de Nicolás Maduro en marzo de 2022, cuando la tasa de cambio oficial, esos 130 bolívares equivalían a más menos 30 dólares, pues la tasa de cambio rondaba los 4 bolívares por dólar.

Hoy, la tasa de cambio oficial se fija en 1 dólar por 10 bolívares, sin embargo, en las calles, la conversión puede alcanzar los 35 bolívares por dólar, lo que daría un equivalente de 3.6 dólares de salario mensual.

Esa cifra contrasta con lo que según Contreras, se requiere para cubrir los gastos mínimos de una familia, cuyo precio promedio ronda los 407 dólares al mes, por lo que, Contreras ha recalcado que, en Venezuela, una familia requiere de “116 salarios mínimos para cubrir la canasta alimentaria básica”.

Otros economistas venezolanos como Giorgio Cunto, han señalado que en Venezuela, los salarios en el sector privado oscilan entre los 90 y 600 dólares al mes, dependiendo del cargo, el rubro laboral e incluso la región venezolana donde se trabaja.

Incluso han recordado que, el salario mínimo en Venezuela ha sido aumentado un total de 19 veces entre 2015 y 2018, con el objetivo de afrontar la inflación, sin embargo, esto no ha detenido el impacto en el bolsillo de los venezolanos de una inflación que supera el 182,9 %.

Los economistas culpan al Gobierno de Maduro de la falta de poder adquisitivo del salario mínimo de Venezuela, y sostienen que este debería elevarse a alrededor de 240 dólares, para equipararse al de otros países de la región como Colombia, Perú o Brasil.

 

 

 

 

Fuente: La Silla Rota

[email protected]

MRM