marzo 1, 2024 09:18

Renán Castro Madera, Director General

 

Redacción/CAMBIO 22

En la mañana del 8 de febrero, un inesperado suceso sacudió las obras del Tren Maya en Quintana Roo, específicamente en el tramo 6 del ambicioso proyecto ferroviario que busca conectar el sureste mexicano. Tres trabajadores resultaron heridos cuando las varillas de un muro de contención, parte esencial de la infraestructura, cayeron sobre ellos debido a la ruptura de un tensor.

Este incidente, aunque no fatal gracias a la pronta intervención médica que permitió el alta de los afectados el mismo día, plantea serias interrogantes sobre las medidas de seguridad y el manejo de riesgos en uno de los proyectos más emblemáticos de la región.

El Tren Maya, promovido como una iniciativa para impulsar el desarrollo económico y turístico del sureste de México, se ha encontrado con diversos desafíos desde su concepción.

Este último incidente en el tramo 6, situado cerca de la comunidad rural de Pedro A. Santos y la Vía Corta a Mérida, se suma a una lista de contratiempos que han marcado la construcción del proyecto, incluyendo un trágico suceso anterior en Palenque, Chiapas, donde dos obreros perdieron la vida.

La reacción oficial al incidente ha sido la promesa de una investigación exhaustiva para determinar las causas exactas del colapso y, presumiblemente, para implementar medidas correctivas que prevengan futuros accidentes.

Sin embargo, la falta de detalles oficiales inmediatos y la historia de incidentes anteriores generan preocupaciones legítimas sobre la eficacia de las prácticas de seguridad en el lugar.

Desde una perspectiva turística, el Tren Maya representa una oportunidad sin precedentes para explorar y apreciar la rica herencia cultural y natural del sureste mexicano. Sin embargo, estos incidentes ponen de relieve la importancia de equilibrar la ambición con la prudencia, asegurando que la seguridad de los trabajadores no se vea comprometida en el afán de avanzar en la construcción.

En conclusión, mientras que el Tren Maya sigue siendo una promesa de progreso y conexión para el sureste de México, los recientes sucesos en el tramo 6 subrayan la necesidad imperativa de priorizar la seguridad laboral y la gestión de riesgos. La transparencia en las investigaciones y las acciones correctivas no solo son cruciales para los trabajadores involucrados, sino también para garantizar la confianza del público en un proyecto destinado a ser un emblema de desarrollo y turismo en la región. La eficacia con la que se manejen estos aspectos será determinante en la percepción y el éxito final del Tren Maya, señala El Financiero. (Asegura INAH aumento de visitantes en zonas arqueológicas del Tren Maya).

 

Fuente NITU/El Financiero
[email protected]

RHM

¡Únete a nuestras comunidades del Diario CAMBIO 22 en WhatsApp y Telegram! Mantente al tanto de las noticias más importantes del día, artículos de opinión, entretenimiento, tendencias y mucho más, directamente desde tu dispositivo móvil.



Data from Tiempo3.com
Data from Tiempo3.com
Data from Tiempo3.com