• Los comentarios del líder norcoreano se dan una semana después de que Kim advirtiera que su país no dudaría en lanzar un ataque nuclear en caso de ser “provocado” con armas atómicas

 

 

Redacción/CAMBIO 22    

El líder norcoreano, Kim Jong Un, ordenó a su ejército, a la industria de municiones y al sector de armamento nuclear que aceleren los preparativos bélicos para hacer frente a lo que calificó de “movimientos de confrontación” sin precedentes por parte de Estados Unidos, informó la emisora estatal KRT.

En su discurso sobre las directrices políticas para el nuevo año en una reunión clave del partido gobernante del país el miércoles, Kim también dijo que Pyongyang ampliaría la cooperación estratégica con los países “independientes antiimperialistas”, dijo KRT.

Corea del Norte ha estado ampliando sus lazos con Rusia, entre otros países, ya que Washington acusa a Pyongyang de suministrar equipo militar a Moscú para su uso en su guerra con Ucrania, mientras que Rusia proporciona apoyo técnico para ayudar al Norte a avanzar en sus capacidades militares.

“Movimientos de confrontación de Estados Unidos y sus fuerzas vasallas”

Kim hizo este llamado “con base en un análisis en profundidad de la grave situación política y militar en la península coreana, que ha llegado a un punto extremo sin precedentes en la historia debido a los movimientos de confrontación de Estados Unidos y sus fuerzas vasallas”, según detalles publicados por el medio KCNA.

Reiteró además el derecho de su país a ampliar y desarrollar una cooperación estratégica “con países antiimperialistas”, en una aparente referencia velada a las críticas recibidas por su reciente acercamiento a Pekín y Moscú, y a participar en la “lucha antiimperialista” a escala internacional.

El Partido de los Trabajadores inauguró el martes la sesión plenaria, que se desconoce aún cuanto terminará, para revisar la implementación de las políticas planteadas este año y establecer la estrategia para 2024, “un año decisivo” para el cumplimiento del plan quinquenal actual del régimen, dijo Kim, en el que abogó en su momento por fortalecer su desarrollo armamentístico.

El líder norcoreano habló de la necesidad de consolidar aún más las bases organizativa e ideológica del partido y de adaptarse a la situación en desarrollo, así como a implementar su estrategia “a través de una lucha más valiente y decidida a pesar de los crecientes desafíos y dificultades”.

Además de estas cuestiones que esbozan la dirección que adoptará la política exterior de Pionyang, Kim habló también frente a los miembros del partido de “las cuestiones que deben priorizarse” para fortalecer el sistema político, laboral o económico del país.

Kim llamó a fortalecer sectores industriales “clave” como el siderúrgico, el químico, el eléctrico, el del carbón y el maquinaria, y a acelerar el desarrollo rural y estabilizar la producción agrícola, priorizando el desarrollo de las industrias regionales y la pesca, entre otros ámbitos.

 

 

 

Fuente: (Reuters y EFE)

[email protected]

MRM