abril 21, 2024 18:21

16.67

Renán Castro Madera, Director General

Renán Castro Madera, Director General

abril 21, 2024 18:21

Redacción/CAMBIO 22

Desde 2015, la Policía estadounidense ha matado a más de 2.500 personas que traban de darse a la fuga, cifra que representa casi un 30 % del total de muertes atribuibles a los oficiales, según revela un artículo publicado este sábado por The Guardian.

De acuerdo a los datos de la organización Mapping Police Violence, una de cada tres personas asesinadas por policías estadounidenses estaba huyendo o intentando fugarse en el momento en el que se usó la fuerza letal contra ellas. Algunas de las víctimas recibieron disparos por la espalda mientras escapaban, y otras eran pasajeros de coches que huían.

En lo que va del año, la Policía ha matado a unas 681 personas, de las cuales 202 escapaban. En 2021, esta cifra alcanzó 368 (el 32 % del total de víctimas), mientras que en 2020 se registraron 380 (33 %). Los afroamericanos son el colectivo más afectado al constituir el 32 % de las muertes, a pesar de representar solo el 13 % de la población estadounidense.

Altos niveles de impunidad

A pesar de la presión ejercida por la sociedad civil, como la que profesa el movimiento Black Lives Matter, los oficiales difícilmente rinden cuentas por la muerte de civiles. De las 2.500 personas asesinadas desde 2015 mientras huían, solo 50, que equivale al 2 %, han resultado en cargos penales.

En los pocos casos en los que se presentan cargos, el proceso judicial suele extenderse varios años y concluye a favor del acusado, ya sea con la desestimación de los cargos por parte de los jueces o los propios fiscales, o con la absolución del jurado.

Del mismo modo, los datos señalan que solo nueve casos terminaron con una condena para los oficiales involucrados, una cifra que representa apenas el 0,35 % de los casos. No obstante, la condena y la sentencia fueron mucho más leves que en los homicidios típicos.

Estos números, apuntan los expertos, dejan en claro que el sistema legal estadounidense permite a los agentes matar con impunidad, y ponen de manifiesto que los esfuerzos por reformar los protocolos y legislaciones no han abordado los defectos fundamentales de los departamentos de la Policía.

“En 2014 y 2015, al comienzo de esta conversación nacional sobre el racismo en la Policía, la idea era: ‘Hay manzanas malas en los departamentos de la Policía, [pero] estos datos muestran que esto es mucho más grande que cualquier oficial individual”, recalcó Samuel Sinyangwe, fundador de Mapping Police Violence.

 

Fuente: RT

[email protected]

GCH

¡Únete a nuestras comunidades del Diario CAMBIO 22 en WhatsApp y Telegram! Mantente al tanto de las noticias más importantes del día, artículos de opinión, entretenimiento, tendencias y mucho más, directamente desde tu dispositivo móvil.



Data from Tiempo3.com
Data from Tiempo3.com
Data from Tiempo3.com