Redacción/CAMBIO 22

En pleno invierno, en Atlanta, un Honda Civic 2022 comenzó a derretirse. Esto le pasó al auto de una familia que vive al norte de la ciudad de Georgia, Estados Unidos, según reportó WSB-TV.

Charles Goldberg, el padre de familia, contó a un reportero del medio, que las molduras del auto de su hija comenzaron a derretirse la semana pasada desde el espejo del lado del conductor hasta el parachoques delantero y el espejo del lado del pasajero.

Goldberg agregó que notó que el auto comenzó a deformarse y la pintura comenzó a burbujearEs como si alguien hubiera disparado una pistola de rayos contra nuestro auto”.

Sin embargo, cuando llevaron el carro al concesionario, recibieron noticias aún peores: las ventanas energéticamente eficientes están diseñadas para reflejar la luz del Sol, manteniendo el interior más fresco y, según el distribuidor, a veces el resplandor que sale de una de esas ventanas puede ser suficiente para derretir los plásticos exteriores de un auto.

Entonces, debido a que se considera “daño ambiental”no está cubierto por la garantía del fabricante.

Por su parte, WSB-TV contactó a Honda para obtener una respuesta más clara, y esto respondió la automotriz:

“Este tipo de daño no se limita a los automóviles, ni a Honda en particular. En resumen, en las circunstancias adecuadas, aunque poco frecuentes, la luz solar reflejada puede causar daños y las garantías limitadas de Honda no cubren los daños”.

Los Goldberg no están felices con esa respuesta y ya presentaron una queja ante la automotriz, sin embargo, los propietarios de Honda no son los únicos que enfrentan problemas similares, pues en búsquedas en internet hay varios foros en los que, aunque, no muchas, hay quejas sobre el mismo problema.

Fuente: Xataka

[email protected]

HBS