• Familiares del ingeniero naval imploran por su bien

 

Redacción/CAMBIO 22

MISANTLA. Familiares del ingeniero naval Arturo Alberto Zacarías Meza, integrante de la tripulación del buque Galaxy Leader secuestrada en el Mar Rojo por rebeldes hutíes de Yemen, pidieron al gobierno mexicano mantener contacto para conocer los avances de las negociaciones por la liberación del connacional retenido por los rebeldes en Medio Oriente, justo cuando cumple un año de navegar en aguas internacionales.

En entrevista con Organización Editorial Mexicana, familiares de Zacarías Meza informaron que lo último que saben de él es que “se encuentra bien, aunque incomunicado”.

“Lo que sabemos es que fueron atracados y retenidos por unas fuerzas de los países que están en conflicto con Israel; también sabemos que están incomunicados, pero bien”, comentó su tío Alfonso Juárez Arroyo.

Su familiar recuerda que desde hace un mes a Arturo le tocaba salir de vacaciones y bajar del buque, sin embargo, el joven decidió esperar a diciembre para disfrutarlas al lado de su familia. Ahora esperan que ese deseo sea una realidad.

En la vivienda, cerca de la zona centro de Misantla, su papá y su mamá colocaron un altar con su fotografía, junto a la imagen de la Virgen de Guadalupe, iluminada con veladoras.

El ingeniero naval se embarcó en aguas internacionales desde hace un año, al servicio de diversas empresas, lo que le permitió conocer muchos países, según sus familiares.

En junio pasado se integró a la tripulación del carguero Galaxy Leader, de Israel, que fue secuestrado el 19 de noviembre en el Mar Rojo por rebeldes hutíes de Yemen quienes exigen el fin de la guerra entre Israel y Hamas.

El buque era operado por la empresa Nippon Yusen (NYK Line), transportaba vehículos de Turquía a la India y entre la tripulación hay dos mexicanos, uno de ellos Arturo Alberto Zacarías Meza.

Durante 2016, Arturo Alberto realizó su servicio social y en 2017, ya graduado, comenzó a trabajar en diversas embarcaciones, en aguas nacionales.

 

Es maquinista

Los miembros de su familia detallaron que Zacarías laboraba en el buque como maquinista y tenía la encomienda de la conducción de la planta propulsora y de toda la maquinaria auxiliar.

Su tío comentó que fue contratado por la empresa Propermar, con sede en la Ciudad de México. De ahí siguió su trayectoria, hasta navegar en aguas internacionales. Aunque dice desconocer si él y la demás tripulación cuentan con algún tipo de seguro, y señaló que Arturo Alberto tenía prestaciones de ley.

También Alfonso destacó que su sobrino siempre se ha fijado metas altas, por lo que a través de su capacidad y talento logró ser contratado por una empresa internacional y navegar distancias muy alejadas de su natal Misantla.

Zacarías Meza, de 31 años, es considerado por su familia como apasionado de su profesión y de los viajes en altamar. Desde niño, cuenta su tío, tuvo el sueño de ser ingeniero naval, meta que alcanzó en el 2015, en la Escuela Náutica Mercante del puerto de Veracruz.

Arturo proviene de una familia de profesionistas, la mayoría docentes; su papá es maestro de Educación Físicasu mamá es maestra jubiladasu hermano es abogado y su tío también es docente jubilado. Además, entre su demás familia hay médicos, químicos, abogados y profesores; él fue el único que escogió la carrera de ingeniero naval.

El pasado 19 de noviembre, Teresa Meza y Jaén, mamá de Zacarías, perdió la comunicación con él y a la mañana siguiente comenzó a recibir mensajes de WhatsApp de compañeros de su hijo para notificarle de la situación.

La información que tienen de la situación es poca, pues señala que la Secretaría de Relaciones Exteriores se ha limitado a sostener que se llevan a cabo las negociaciones en busca del rescate.

“Primero hubo impotencia de no saber nada, la angustia de no saber cómo están. Luego pasaron muchas horas sin tener noticias, hasta que el lunes hubo un comunicado de las autoridades”, comentó su tío.

 

Fuente: El Sol de México

[email protected]

HBS