• El mes pasado, la Comisión Europea y cinco socios del Este llegaron a un pacto para superar el veto de Polonia, Hungría, Eslovaquia y Bulgaria a los cereales y otros productos de Ucrania.

 

Redacción/CAMBIO 22 

Trece países de la Unión Europea (UE), entre ellos España y Francia, han enviado una carta conjunta a la Comisión Europea para expresar su disconformidad con el reciente acuerdo alcanzado para cerrar la crisis del grano ucraniano, informó este viernes el diario El País, que ha tenido acceso a la misiva.

A finales del mes pasado, el Ejecutivo comunitario y cinco socios del Este llegaron a un pacto para superar el veto de Polonia, Hungría, Eslovaquia y Bulgaria a los cereales y otros productos ucranianos, que entran a la UE sin aranceles.

Esto supuso la entrega de 109,3 millones de dólares en subvenciones a esas naciones y a Rumanía —que había amenazado con apoyar el bloqueo—, e implicó que cinco productos de origen ucraniano no puedan permanecer en dichos países, sino solo transitar a través de ellos hacia el resto de la Unión Europea y otras partes del mundo.

Los países firmantes consideran que las medidas adoptadas por la institución presidida por Ursula von der Leyen “suscitan serias preocupaciones, porque conducen a un trato diferenciado en el mercado único” y “plantean preguntas sobre el tratamiento futuro de casos de naturaleza o escala comparables que podrían plantear uno o más Estados miembros”.

“Falta de transparencia”

Asimismo, critican la “falta de transparencia” por parte de la Comisión al haber impulsado un acuerdo con Varsovia, Budapest, Bratislava, Sofía y Bucarest para terminar con la crisis, que estaba abriendo las primeras grietas en el frente común de apoyo del bloque a Kiev.

“Es imperativo que los criterios utilizados para proponer el importe del paquete […], así como los utilizados para distribuirlo entre los Estados miembros, se expliquen lo antes posible, a fin de que estos tomen una decisión informada”, defienden. “Cualquier medida unilateral y descoordinada socava la credibilidad de nuestro apoyo a Ucrania y nuestros esfuerzos conjuntos para preservar la seguridad alimentaria a escala mundial”, añaden.

Cabe destacar que tras cerrarse el mencionado acuerdo, Polonia reclamó a la UE que comprase cereal de Ucrania almacenado en su territorio para enviarlo a países en desarrollo en forma de ayuda humanitaria y contribuir de esa forma a vaciar los silos y llenarlos con grano autóctono, con la finalidad de ayudar a sus propios agricultores.

 

Fuente RT

redaccionqroo@

MRM