Laura Beytia/CAMBIO 22

CHETUMAL, 19 de junio.- Diego Prieto Hernández, director general del Instituto de Antropología e Historia (INAH), afirmó que el tramo 7 del Tren Maya que comprende de Chetumal a Escárcega, Campeche, es donde más se han encontrado vestigios arqueológicos y descubrimientos de la cultura maya.

De hecho, precisó que las labores de salvamento y rescate de las piezas, es una de las labores más grande que se ha realizado en el sureste mexicano y la Península de Yucatán, lo que les ha dado información sobre el desenvolvimiento de las comunidades mayas en este territorio, la fuerza cultural, social, económica y la gran densidad de población que llegó a habitar en esa zona.

“Hemos recuperado más de 40 mil elementos constructivos de carácter inmueble entre albarradas y elementos arquitectónicos diversos y particularmente en el tramo 7 que es donde hemos encontrado más estructuras, bienes muebles que van desde fragmentos de cerámica donde llevamos más de un millón recuperados, hablamos también de cientos de objetos muebles relativamente íntegros como vasijas, ollas, elementos de piedra neolítica navajas, puntas de flecha y una gran cantidad elementos que tienen que ver con figurillas y cientos de enterramientos prehispánicos.”

 Añadió que adicional a la recuperación de material arqueológico, han intervenido en diversos rasgos naturales asociados al paisaje como grutas, cenotes, cuevas y se ha podido trabajar en el análisis del patrimonio biocultural de los pueblos mayas que nutrirá la investigación sobre la cultura maya, rechazando los señalamientos de especialistas sobre excavaciones sin control, ni protección.

“No es así, se ha emplazado a que nos digan en dónde, en que lugar, todos tenemos derecho a opinar, pero lo que no debemos hacer es opinar sin fundamentos, sin bases y sin estar en el trabajo, no estoy de acuerdo en que se desprecie el trabajo de cientos de arqueólogos que están trabajando de sol a sol y en condiciones muy difíciles; sabemos perfectamente que no hay destrucción alguna, sino una información valiosísima que va a nutrir la investigación sobre la cultura maya y que se ha guardado por lo pronto.”

El más reciente hallazgo en el tramo 7, se trata de una escultura de piedra caliza de 25 centímetros, que representa una deidad de la muerte con restos de pigmentos en color rojo y que se estima, corresponde al período clásico temprano (200-600 D.C.)

Por lo que dada la cantidad de descubrimientos que se han hecho a lo largo de la ruta del Tren Maya, anunció que se abrirán más museos en la entidad a la par de la conclusión del proyecto ferroviario.

 

[email protected]

RHM