Redacción/CAMBIO 22

COZUMEL, Q. ROO, 24 de mayo.- Trabajadores de la sección 28 del Instituto de Seguridad y Servicios Sociales para los Trabajadores del Estado (ISSSTE),  consiguen parcialmente su objetivo, luego de que Lorena Ernestina Gándara Gámez fue separada de su cargo y en tanto se llevan a cabo investigaciones en su contra, se nombrará un  administrador interino.

La tarde de ayer lunes, los trabajadores de la Clínica de Cozumel realizaron un paro de labores y exigieron la expulsión de la administradora Lorena Ernestina Gándara Gámez, acusándola de las carencias que enfrentan, así como de  malos tratos y hostigamiento laboral.

Ante la presión ejercida, se establecieron varios acuerdos, entre los que destaca que los derechos laborales de la administradora Gándara Gámez sean respetados y se inicien investigaciones sobre las quejas en su contra; pero  mientras este trámite se da, se nombrará a un administrador interino y cuando concluyan se decidirá si la acusada será expulsada de la institución perdiendo sus derechos laborales o será reubicada a otro centro de trabajo.

Por otra parte personal que llegó de la capital del estado anunció las mejoras que se pretenden llevar a cabo en el centro de trabajo Cozumel, tanto en atención médica, medicamento y hasta remodelación del edificio.

[email protected]

 

RAM