junio 17, 2024 06:01

16.67

Renán Castro Madera, Director General

Renán Castro Madera, Director General

junio 17, 2024 06:01

 

Carlos Navarrete Quintal / CAMBIO 22

Tizimin, Yuc., a 08 de mayo de 2024.- Cada vez más cerca la reapertura del  primer boliche de la Península. La maquinaria que comprende los boliches en camino hacia, Colonia Yucatán, El deporte del boliche que fue parte importante en la vida de todos los habitantes de Colonia Yucatán regresa, mejorada y renovada.

Como se recordará, desde el cierre de la fábrica maderera en los años 60, no se había visto algo similar. Se está rescatando una parte del legado dorado de lo que alguna vez fue Colonia Yucatán y de su importancia en el estado.

Cuenta la historia que el deporte del boliche, o “los bolos” como coloquialmente lo conocemos, fue uno de los primeros en aparecer en la historia, según arqueólogos egipcios que descubrieron bolas de piedra y pines de madera que datan de 5 mil años A.C..

En México es una actividad muy popular desde décadas atrás y en la Colonia Yucatán está arraigado desde los años 40, cuando empezó el auge de este importantísimo poblado maderero.

Este deporte se empezó a popularizar en Europa, principalmente en la edad media, en países como Alemania, Holanda e Inglaterra, en ese entonces se jugaba con 9 pines.

En México este deporte llegó en 1940, y en 1950 se fundó la Federación Mexicana de Boliche, pero se popularizó en los años 70, dado que este deporte lo practicaban miles de aficionados, pero en Colonia Yucatán ya era popular entre sus habitantes.

 El gran avance del boliche se da en la segunda mitad del siglo XX, cuando se introduce el equipo mecánico para colocar los pines, aparece la tecnología en las máquinas de aceitar y en la fabricación de las bolas, y se diseña el sistema de anotación automático. Antes se hacía manualmente, por lo general eran niños quienes regresaban las bolas por un canal y acomodan los pines.

 Desde los años 40 los pobladores de Colonia Yucatán disfrutaban en el llamado “Casino”  de noches de cine y de boliche, el primer boliche en el sureste mexicano.

Era un boliche de maquinaria que levantaba los pinos tras cada partida.

Al “Casino” acudían todas las tardes los empleados de las madereras y pobladores de Colonia Yucatán para disfrutar de este deporte.

Durante muchos años el casino dio servicio a sus habitantes hasta el quiebre de muchas de las empresas madereras y de acabar con la materia prima el cedro y la caoba y fue cuando la mano de obra empezó a emigrar alrededor de los años 60 y 70.

El dueño del Boliche  era el Ingeniero Medina Vidiella, el recinto contaba en ese entonces con mesas de billar, dos mesas de boliches, una fuente de sodas y una nevería. Por las noches el salón se convertía en pista de baile la cual tenía su propia orquesta que tocaba jazz, danzón, tropical

El antiguo recinto es ahora remodelado para dar paso a un moderno Boliche que pronto abrirá sus puertas para la diversión de chicos y grandes en Colonia Yucatán

 

 vistagris@gmail.com

GFB

¡Únete a nuestras comunidades del Diario Cambio 22 en Whatsapp y Telegram! Mantente al tanto de las noticias más importantes del día, artículos de opinión, entretenimiento, tendencias y mucho más, directamente desde tu dispositivo móvil.

WhatsApp Telegram
Telegram