mayo 24, 2024 18:35

16.67

Renán Castro Madera, Director General

Renán Castro Madera, Director General

mayo 24, 2024 18:35

  • Necesariamente Incómoda

 

Graciela Machuca Martínez/CAMBIO 22

Insistir en las acusaciones de fraude y acoso laboral de la hoy titular de la Comisión de Derechos Humanos del Estado de Quintana Roo (CDHEQROO) es con el objetivo de que esos señalamientos sean investigados de manera profesional y conforme a la ley por parte de las instancias respectivas, porque este organismo público defensor de derechos humanos fue creado para defender al pueblo de Quintana Roo y no para ser una cueva donde se viole la ley.

Hoy más que nunca, ese organismo debe recuperar su autoridad moral, política y ética, para que las recomendaciones que emita tengan la fuerza necesaria, ya que no son vinculantes, solo depende de su credibilidad.

Si las autoridades laborales estatales no han querido intervenir y el Congreso del Estado desechó la solicitud de juicio político en contra del expresidente de ese organismo, Marco Antonio Toh Euán, fue porque los trabajadores no estuvieron bien asesorados o simplemente porque recibió la protección de aquellas autoridades de las que fue cómplice al cerrar expedientes de queja sobre violaciones a derechos humanos que ameritaban terminar en una recomendación.

Toh Euán, durante su gestión como presidente de la CEDHQROO estuvo acompañado y apoyado por la hoy presidenta, Omega Istar Ponce Palomeque, quien fue su brazo ejecutor; ambos violaron la ley, cuando la nombró Secretaria Técnica de la Comisión, a pesar que la norma exige que ese cargo lo debe desempeñar una persona que tenga título en Derecho.

Tanto Marco Antonio Toh Euán como Omega Istar Ponce Palomeque, decidieron violentar la ley en todo momento, de allí los señalamientos del personal sobre acoso laboral y acciones que llevaron a violarles sus derechos laborales, en la casa donde se deben respetar, simplemente por congruencia institucional.

Pero la ahora titular de la Comisión de Derechos Humanos del Estado de Quintana Roo, al egresar de la licenciatura en Psicología, siendo ya empleada del organismo, no se dedicó a la atención de las víctimas de violaciones a derechos humanos, como lo dice en su hoja de vida, para lo cual salía, con viáticos de la institución a comunidades alejadas de Chetumal, sino su pasión y vocación es ser prestamista y a ello se ha dedicado, utilizando los viajes que le pagaba la Comisión.

En entrevista a una de sus víctimas, la señora Blanca, me enteré qué a ella y a otras personas de su familia, las defraudó con cerca de un millón de pesos, que le dieron, como inversión para que Omega Istar Ponce Palomeque pudiera seguir haciendo préstamos a personas de las comunidades alejadas a las que iba como psicóloga de la comisión, a quienes les cobra un rédito por esos préstamos.

Aquí presento unos fragmentos de un testimonio en poder de este espacio periodístico, por medio del cual se documenta que la ahora presidenta de la CDHEQROO, Omega Istar Ponce Palomeque se ha dedicado por años a ser prestamista, utilizando las relaciones que le proporciona la institución que ahora preside. La historia empezó desde el año 2018.

“Nos defraudó a varias personas de la familia. Nos firmó unos pagarés, nos hizo unos contratos de inversión. Y nos defraudó, le metimos una demanda, pero no se qué pasaría, nos llamaron de Derechos Humanos, querían que a la fuerza les entregáramos los originales. Nos estuvieron entrevistando que según ellos venían de Chetumal, que era la central de allá, fue por el 2021. Su hermana trabajaba con mi nuera en Santander.

 

“Y nos dijo que ella había estado metiendo con una amiga que trabajaba en derechos humanos, que si queríamos hablar con ella y ver, entonces fuimos a hablar con ella y nos dijo que cómo ella iba a las comunidades de Quintana Roo y Chetumal y los alrededores y que ella cómo trataba con gente que no tenía como demostrar sus ingresos, cómo comprobar y que eran pequeños emprendedores y que, pues, ella hacia la labor de que esas personas, que no tenían como comprobar y que eran emprendedores, pues porque no podían tener un crédito bancario. Hablamos con ella fuera de Derechos Humanos.

 

“Entonces ella nos dijo que pues que ella era su modo de vida, que ella ya tenía muchos años dedicándose a eso y que les prestaba dinero a esas personas de las comunidades más alejadas de donde ella iba, porque ella es psicóloga e iba a trabajar con las personas a las comunidades y que muchos se habían acercado a ella y había notado que no tenían como comprobar ingresos y cómo tener un crédito bancario.

 

“Enfatizó que sí nos interesaría invertir con ella, que era su modus vivendi, que ella tenía muchos clientes. Y cómo a ella se le facilitaba ir a las comunidades, pues que tenía varios empresarios con ella”.
Después de meses que le entregaron varias cantidades cercanas al millón de pesos, se les empezó a esconder y cuando lograban hablar con ella, solo les daba largas y no les decía cuando les regresaría su inversión y las ganancias respectivas.

Al ver que no cumplía con el trato, las personas defraudadas presentaron su denuncia respectiva, la cual hasta el momento no ha prosperado, después de casi dos años. Personal del órgano interno de Control de la misma Comisión con el pretexto de investigar el asunto intentó recuperar los originales de los documentos que avalan que la hoy presidenta de la Comisión de Derechos Humanos del Estado de Quintana Roo, Omega Istar Ponce Palomeque recibió el dinero como inversión y se comprometió a entregar las ganancias respectivas, de acuerdo, a las reglas del mercado negro de préstamo de dinero.
Por la credibilidad que tanta falta le hace a la CEDHQROO este asunto debe aclararse.

 

redaccionqroo@diariocambio22.mx​

GCH

¡Únete a nuestras comunidades del Diario Cambio 22 en Whatsapp y Telegram! Mantente al tanto de las noticias más importantes del día, artículos de opinión, entretenimiento, tendencias y mucho más, directamente desde tu dispositivo móvil.

WhatsApp Telegram
Telegram



Data from Tiempo3.com
Data from Tiempo3.com
Data from Tiempo3.com