Olivia Vázquez/CAMBIO 22

CANCUN, Q. ROO, 18 de marzo.-Comerciantes que operan en los tianguis de la ciudad, reportan que apenas y logran 50% en ventas por el golpe que ha tenido la economía familiar con los altos incrementos que se están reportando en todos los productos.

Melitón Ortega, presidente de la Unión de Tianguistas y Comerciantes Ambulantes de Cancún reportó que aunque la movilidad en el destino se ha incrementado a todo lo que da a partir del proceso de reactivación económica, el semáforo verde y el retorno a clases presenciales, la realidad es que los comerciantes no lo están sintiendo en el bolsillo, pues el consumidor está gastando solamente en lo más básico, que es por lo general la alimentación.

Dijo que “la gente se está quejando porque está baja la venta, aunque la movilidad se multiplicó pero la economía no. Y es que la gasolina ya está a 23 pesos el litro, el precio del arroz, la tortilla, todo se fue para arriba y las familias no están gastando, sólo comprando lo básico”, expresó.

En ese sentido estimó que apenas y se logra 50% en ventas de las que se tenían estimadas de acuerdo al movimiento que ya se está dando, pero esto responde a todos los factores que han venido impactando al destino y que sin duda le pegan al final de la cadena al bolsillo familiar.

“ojalá que la guerra pronto termine y se pare esto y que se vuelva a tener una estabilidad en el precio”, dijo.

En cuanto a los tianguis que ya se han activado, informó que son en promedio dos mil comerciantes formales que pagan sus permisos, pero se tiene un incremento importante del comercio informal que se da por ocasión y que son familias que acuden a vender sus productos en basares. Estos puestos no pagan permiso y no se toman como parte del censo.

Los 51 tianguis que se ubican en la ciudad, dijo, ya están operando y lo siguen haciendo con todas las medidas de seguridad sanitaria que se establecieron para la operación del covid-19 y aunque ya se está en semáforo verde, señaló que están atentos a la información que emita la autoridad sanitaria (Secretaría de Salud) porque se ha escuchado que para el 20 de marzo se podría dar el retiro del cubrebocas.

“Creo que ya quieren desaparecer el cubrebocas, pero el covid-19 sigue aunque la gente aquí esta muy relajada pero la verdad es que yo todavía no me lo quitaría. Oficialmente la Secretaría de Salud no nos ha dicho nada, y seguimos poniendo agua y jabón y usando cubrebocas y se esperará a la determinación oficial, aunque consideró que mucha gente no se quitará el cubrebocas aunque ya no sea obligación, pues es una cuestión de prevención”, expresó.

[email protected]

RAM

WhatsApp Telegram
Telegram


Diario Cambio 22 - Península Libre