Redacción/CAMBIO 22

Una nueva terapia celular mejoró el aprendizaje y la memoria en ratones con enfermedad de Alzheimer, informan unos investigadores.

La terapia, desarrollada en el Centro Médico de la Universidad de Nebraska (UNMC, por sus siglas en inglés), se basa tanto en el sistema inmunitario para combatir aspectos clave del Alzheimer, como en las células modificadas que se concentran en las placas de proteínas cerebrales que son un sello distintivo de la enfermedad.

En los pacientes con Alzheimer, la proteína beta-amiloide forma placas que impiden que las células nerviosas se señalen entre sí. Una teoría es que esto podría causar pérdida irreversible de memoria y cambios de comportamiento característicos de la enfermedad de Alzheimer.

El nuevo estudio se publicó recientemente en la revista Molecular Neurodegeneration. Los investigadores utilizaron células de control inmunológico modificadas genéticamente llamadas Tregs para atacar la beta-amiloide.

Cuando el equipo de la UNMC inyectó las células Treg modificadas en el torrente sanguíneo de ratones, la acumulación de placa y la inflamación cerebral disminuyeron. Las habilidades de pensamiento también parecieron mejorar en los ratones enfermos.

Si bien los resultados de los estudios con animales a menudo resultan diferentes en los seres humanos, los investigadores se sintieron alentados por los hallazgos.

“El estudio es un avance importante en el campo que avanza en la posibilidad de usar terapias basadas en células para dirigirse a los agregados de proteínas en las enfermedades neurodegenerativas”, dijo el investigador principal, el Dr. Avindra Nath, de los Institutos Nacionales de la Salud, que financió el estudio.

Los investigadores dijeron que las células inmunitarias modificadas podrían ofrecer un tratamiento dirigido y más efectivo para el Alzheimer, una enfermedad que afecta a unos 6.7 millones de estadounidenses.

El autor principal del estudio, Pravin Yeapuri, becario postdoctoral de la UNMC, anotó que otros ensayos clínicos recientes también han mostrado el beneficio de usar células Treg en el tratamiento del Alzheimer y otras enfermedades cerebrales degenerativas.

“Pero la limitación ha sido cómo conseguir que las células protectoras lleguen a las regiones del cerebro más afectadas por la enfermedad de Alzheimer”, explicó en un comunicado de prensa de la UNMC.

El siguiente paso será probar este enfoque en humanos. Quienes están cerca del estudio son optimistas.

“Esperamos con gran entusiasmo ver a dónde puede conducir este importante avance en la lucha contra el Alzheimer”, dijo el rector de la UNMC, el Dr. Jeffrey Gold.

Fuente: Infobae

[email protected]

HBS

WhatsApp Telegram
Telegram
Diario Cambio 22 - Península Libre