abril 13, 2024 17:49

16.67

Renán Castro Madera, Director General

Renán Castro Madera, Director General

abril 13, 2024 17:49

  • La presidenta de la Women’s Tennis Association, Micky Lawler, explicó al diario de la ciudad de México El Economista, por qué llevaron las Finals 2023 a Cancún Quintana Roo, México, con menos de dos meses de anticipación.

 

  • En esta entrevista se reveló que para la organización del torneo autoridades de Cancún y del gobierno del Estado, invirtieron 14 Millones de dólares (300 Millones de Pesos) También explican la razón del desorden, del cual se han quejado las mejores jugadoras del mundo

 

Redacción/CAMBIO 22

Cancún, Q. Roo.- Día tras día, las WTA Finals Cancún 2023 reciben una avalancha de críticas desde las jugadoras y aficionados: mal estado de la cancha, viento en exceso, lluvia intermitente y tribunas vacías, argumentos de sobra que han opacado al torneo estelar del cierre de temporada del WTA Tour.

La presidenta de la Women’s Tennis Association, Micky Lawler, explicó al diario de la ciudad de México El Economista por qué llevaron las Finals 2023 a México y a Cancún en específico con menos de dos meses de anticipación.

En esta entrevista se reveló que para la organización del torneo autoridades de Cancún y del gobierno del Estado, invirtieron 14 Millones de dólares, mismos que el pueblo cancunense ignora el valor que le pudiera aportar a nuestro destino y el manejo de esos 300 millones de pesos al tipo de cambio del día.

Todo se deriva de una queja principal compartida desde las voces de las jugadoras participantes: el poco tiempo de organización para el evento, ya que Cancún fue asignada como sede con apenas seis semanas de anticipación y sin ser una ciudad que ya de por sí cuente con un estadio profesional de tenis.

La elección de Cancún. La premura en la organización. La solución a las demandas de las jugadoras. Los aprendizajes luego de este evento. Todos esos temas los explicó Micky Lawler, presidenta de la WTA (Asociación de Tenis Mundial Femenil, por sus siglas en inglés), en entrevista con el periódico de la ciudad de México El Economista, recalcando: “hemos aprendido y esto no volverá a ocurrir”.

Retraso en la elección y el panorama de China

Antes de 2020, año en que se declaró la pandemia por covid-19, la WTA organizaba sus Finals con bastante anticipación, incluso con contratos multianuales como el de Doha entre 2008 y 2010 o Singapur entre 2014 y 2018. Eso evitaba escenarios emergentes como el que se levantó en Cancún entre septiembre y octubre.

Shenzhen, China, firmó un contrato por 10 años para albergar las Finals a partir de 2019, pero sólo cumplió una edición. Luego se canceló la edición 2020 por la pandemia y entre 2021 (Guadalajara), 2022 (Texas) y 2023 (Cancún), la sede ha rotado y cada vez con menos tiempo de anticipación, como en este año.

“Había todo un proyecto de 10 años en Shenzhen que, en 2020, cuando cayó el covid y se cerró China, paró por tres años. Después, ellos (los organizadores chinos) vivieron circunstancias económicas mucho más difíciles y tardaron varios meses en decidir si sí o no albergaban las Finals 2023. Al final nosotros (la WTA) dijimos: ‘tenemos que decidir’, entonces, tuvimos un par de meses para tratar de encontrar una solución, pero los presupuestos (de China) ya se habían gastado y al final sí estuvimos trabajando (en la decisión) hasta el US Open”.

En efecto, la WTA pensó en regresar las Finals a China en 2023 tras pausar el contrato entre 2020 y 2022. Sin embargo, no encontraron las condiciones económicas ni políticas favorables para volver y por ello surgieron otras propuestas de rescate, entre ellas Cancún, bajo la gestión de Gustavo Santoscoy Arriaga, el mismo promotor que entró como emergente con Guadalajara para las Finals 2021.

“El mundo tuvo tantos cambios y presión económica que ahora estamos viviendo las consecuencias. Ese proyecto con China cambió totalmente de dirección una vez que entró el covid. Llegamos a este cuarto año (después de aplazar los otros tres) y el venue no estaba listo (en Shenzhen), la empresa con la que teníamos la relación (Shiseido, que posee el naming right) también tuvo otros problemas por el covid y terminamos con muchos elementos que no se daban para tener algo sano que funcionara para ellos y para nosotros”, recalca Micky Lawler.

Una sede emergente como Cancún invirtió cerca de 14 millones de dólares para acoger las Finals 2023, según declaró el propio Gustavo Santoscoy. Para un contrato de una década como el de Shenzhen, las estimaciones son mayúsculas.

_¿Esto quiere decir que el contrato de las WTA Finals con China ya se rompió?

“No es que se rompió, es que la situación mundial evolucionó de tal manera que en este momento el contrato no puede seguir, pero esto no quiere decir que China no pueda retomar el proyecto en el futuro, pero en este momento no. Hay que ver qué pasa, estamos en eso, pero no hay nada definido ni decidido. Acabamos de tener una gira muy exitosa en China, en varias partes, entonces esperamos regresar en algún momento”.

El futuro de México con las WTA Finals

Micky Lawler destaca la buena relación con los promotores mexicanos Gustavo Santoscoy Arriaga y Gustavo Santoscoy García, quienes también participaron en el WTA Tour con la organización del torneo 1000 de Guadalajara, el 250 de Mérida y el 125 de San Luis Potosí. También resalta la rapidez con la que dejaron listo el venue en Cancún en las últimas seis semanas.

“Le debemos mucho agradecimiento a todo el equipo en Cancún y a los Santoscoy, porque ha sido una decisión bastante tardía, no pudimos tomar esta decisión hasta principios de septiembre y montar un evento de esta magnitud tan rápido ha sido un trabajo inmenso y no sé en qué ciudades se puede realizar esto. En Cancún lo hemos logrado y eso ha sido una experiencia fantástica”.

Pese a ello, la presidenta de la WTA subraya que lo más óptimo habría sido contar al menos con un año de anticipación para la sede de un torneo como las Finals, que en su trayectoria ha sido acogida por ciudades como Nueva York, Múnich o Madrid.

“Un evento de esta magnitud, prepararlo en tan poco tiempo, es difícil y no es ideal para nadie: para las jugadoras, para el promotor nacional, para nosotros (WTA); es un reto muy grande (…) Hubiésemos preferido tener un año o año y medio para prepararlo como tendría que ser de costumbre, pero las circunstancias hicieron que sólo tuviéramos mes y medio”.

Después de que México entró como emergente para acoger el torneo en 2021 y 2023, el primero con una derrama cercana a los 17 millones de dólares (300 millones de pesos), según comentó Gustavo Santoscoy Arriaga a este diario, la pregunta es si el país está listo para ser una sede fija de las Finals.

“No estamos considerando eso todavía, pero si México estaría interesado en que las Finals vengan por tres o cuatro años, entonces, sí habría que presentar otro proyecto que sea más a largo plazo y por supuesto que sería considerado, como todas las otras propuestas que hemos recibido por el mundo entero.

“También tendríamos que ver cuál es la opción que quede mejor dentro del calendario, porque esa es otra cosa, venimos de Estados Unidos a Guadalajara, luego Asia, otra vez México, luego a Europa, tenemos que trabajar dentro del calendario y tratar de entregar algo que realmente funcione para todos”.

_¿Entonces no hay una propuesta forma de México para organizar las WTA Finals de manera fija?

“Todavía no, pero yo creo que esta (edición en Cancún) es una prueba muy buena y que todo el mundo va a hacer el trabajo una vez que terminemos acá, respirar y ver qué funciona para todas las partes. Vamos a trabajar en algo más a largo plazo”, respondió Lawler.

Aprendizajes y estatus de WTA ante jugadoras

Aryna Sabalenka e Iga Swiatek, las dos mejores tenistas del mundo en la actualidad, han comandado las quejas en las Finals en Cancún por los mencionados temas de organización, calendarización y condiciones en el complejo, secundadas por Marketa Vondrousova, Ons Jabeur y Coco Gauff, integrantes del top 10.

_¿Cuál es la postura de la WTA ante las quejas de las jugadoras en Cancún?

“Como dije antes, un evento en estas condiciones no es lo ideal, pero mi postura personal es que hemos podido, en colaboración con todos, llegar hasta el sábado (un día antes del primer partido) con una cancha hecha y el evento bien parado. Si tuviésemos un año de preparación sería otra cosa, pero dentro de todo lo importante es que la gente venga, la pasen bien, que haya buen ambiente y en Cancún eso lo tienen”.

_¿Cuáles son los aprendizajes que se lleva la WTA de toda esta situación?

“Tenemos que comunicar mejor y también que necesitamos un año, por lo menos, para construir un evento de esta magnitud.

_¿Podrías garantizar, como directora de la WTA, que está situación no volverá a ocurrir?

“Sí, esa es la meta”.

En horas recientes, Iga Swiatek, que estuvo en la cima del ranking mundial por más de 70 semanas antes de que fuera sustituida por Aryna Sabalenka, declaró: “No estamos contentas con algunas cosas (que hace la WTA) y queremos, con seguridad, que cambien”. Ella y otras jugadoras de prestigio han dejado ver que la relación con la WTA no es la mejor en esta temporada.

Al charlar con este diario, Micky Lawler evitó usar la palabra fractura entre la WTA y las jugadoras e incluso definió a la relación como “buena”, comprometiéndose a trabajar para que estas diferencias se solucionen pronto, aunque no reveló las acciones específicas.

“La WTA es de las jugadoras y los torneos, trabajamos para los dos grupos. La relación siempre ha sido muy buena, pero este evento es de gran categoría, es con lo que culminamos el año, entonces, para las jugadoras llegar y no poder entrenar en la cancha de competición hasta el día antes no es ideal, eso obviamente causa angustia y demás.

“Hemos aprendido, esto no volverá a ocurrir. No puedo garantizar nada en cuanto a las guerras y las cosas horribles que están pasando, pero lo que puedo garantizar es que vamos a seguir haciendo lo mejor y trabajando muy duro para que todas estén contentas y tratar de que estas angustias no existan más”, concluyó la presidenta de la WTA.

Las WTA Finals Cancún 2023 culminarán mañana domingo 5 de noviembre con las finales de dobles y de singles, repartiendo una bolsa total de 9 millones de dólares, la más grande que se haya dado en un torneo de tenis femenil en México. Pero los partidos y las conferencias antes de llegar a esa fecha dejarán ver si la relación entre jugadoras y WTA mejora o continúa bajo la sombra de las quejas.
Fuente El Economista

 

[email protected]

GCH

¡Únete a nuestras comunidades del Diario CAMBIO 22 en WhatsApp y Telegram! Mantente al tanto de las noticias más importantes del día, artículos de opinión, entretenimiento, tendencias y mucho más, directamente desde tu dispositivo móvil.



Data from Tiempo3.com
Data from Tiempo3.com
Data from Tiempo3.com