• Aunque rara vez las clínicas acreditadas de las grandes ciudades realizan esta cirugía, se está volviendo cada vez más común en perreras y criaderos del país asiático.

 

Redacción/CAMBIO 22

Una cirugía estética para redondear las orejas de gatos y perros para que se asemejen a las de Mickey Mouse, el icónico personaje de Disney, se ha vuelto una práctica muy popular entre los dueños de mascotas en China. Si bien se trata de un procedimiento completamente legal que podría realizar cualquier clínica de animales del país, los veterinarios han hecho un llamado a detener esta práctica por el dolor y las consecuencias psicológicas que conlleva, según un informe del diario South China Morning Post.

“Como veterinarios, nos adherimos al principio de bienestar animal y no defendemos estas cirugías. Los colegas con los que me he encontrado se oponen tácitamente a este tipo de cirugías”, dijo al medio Liu Yundong, decano del Centro Médico Internacional para Mascotas Loving Care de Pekín.

Aunque rara vez las clínicas acreditadas de las grandes ciudades realizan esta cirugía, se está volviendo cada vez más común en perreras y criaderos. Asimismo, en algunos municipios las veterinarias han logrado atraer la atención con ofertas para las llamadas “orejas de Mickey”. “Actualmente, no existen restricciones legales para esta cirugía en China. Es una cuestión moral”, recalcó Liu.

Impacto en las mascotas

Según explica el experto, el cambio estético consta de dos partes. Primero, el animal es sometido a una intervención que requiere anestesia y dura cerca de media hora. Luego, debe someterse a una serie de procedimientos y reajustes, durante un lapso de entre 20 y 60 días, para garantizar que la orejas se mantengan erguidas y no pierdan su forma redondeada.

Además de los riesgos propios de la anestesia, los veterinarios alertan de que estas modificaciones conllevan a efectos secundarios negativos en las mascotas.

Dañar la estructura natural de las orejas no solo puede provocar dolor físico, sino también trastornos y comportamientos anormales en las mascotas. Según el veterinario Chen Yong, algunos perros y gatos pueden llegar a desarrollar “problemas psicógenos”. Asimismo, algunas mascotas sensibles pueden “rascarse repetidamente debido al dolor excesivo” y terminar automutilándose, advierte.

Mientras tanto, a medida que se populariza esta moda, usuarios de redes sociales en China han expresado su desaprobación y califican esta práctica de maltrato animal. El periódico subraya que muchos amantes de mascotas han criticado y rechazado cualquier tipo de mutilación animal por razones estéticas e invitan a quienes las aprueban a cortarse ellos mismos las orejas o la cola “si les parece lindo”.

 

Fuente: RT

[email protected]

NMT