Carlos Barrachina Lisón/ CAMBIO 22

Quedan escasamente unos días para que acabe la campaña. Tania Casa Madrid ha logrado varias cosas muy difíciles. En primer lugar se ha ganado ampliamente el respeto de la clase política y periodistas, y se ha convertido en una opción real para la gente.

Ha echo una campaña tremendamente buena, con muy pocos recursos, y en contra de la inercia de la maquinaria del poder.

Ha recorrido todas las comunidades y colonias de Bacalar. Ha realizado propuestas claras sin ensuciar el discurso. He recibido día a día los buenos comentarios y el cariño de la gente.
Me gusta su propuesta sobre pintar las comunidades del color que el pueblo quiera. Dice esa propuesta que la gente no pertenece a los partidos políticos. El congreso del Estado me parece que acaba de darle vuelta a este tema, y quiere volver a tatuar los parques, las escuelas con los colores oficiales.

Tania quiere que la gente decida, que cada uno escoja y opine. Eso es la democracia.

La lucha de Tania es contra los de siempre. Eso no ha cambiado. Ellos son los que el domingo que viene comprarán masivamente el voto.

La gente está cansada y tiene miedo. En otras ocasiones ello ha llevado a un cambio político.

Veremos lo que pasa el 2 de junio, porque el pueblo tiene la palabra.

Por mi parte una gran felicitación a Tania, a David Garcia, y todos los amigos y ciudadanos que han sostenido esta propuesta a pesar del sol, del calor y del miedo.

La moneda está en el aire y desde mi punto de vista se hizo una campaña modelo.

Ella tiene amigos de verdad, no es necesario que sus estructuras repliquen sin cesar y sin creérselo esa tonadita.

 

redaccionqroo@diariocambio22.mx

ADG