Redacción/CAMBIO 22    

Al menos siete personas murieron durante una mega-carambola que involucró a 158 vehículos en la interestatal I-55 del estado de Luisina, Estados Unidos, ocasionada por la “superniebla” causada por el humo de los incendios de las marismas que arden en la región.

En un comunicado emitido por la policía estatal de Luisiana, 25 personas resultaron heridas y fueron trasladadas a hospitales cercanos.

El gobernador John Bel Edwards hizo un llamado a los donantes de sangre y pidió oraciones “por los heridos y muertos”.

Durante horas después del accidente, los equipos de emergencia trabajaron para retirar los escombros de los carriles en dirección norte y sur, según la policía estatal.

Una parte de la escena del accidente en la I-55 se incendió poco después del incidente inicial, dijeron las autoridades.

Los videos del accidente compartidos en redes sociales, muestran el caos provocado por la “superniebla”, lo que derivó en una carretera llena de vehículos aplastados, algunos encima de otros, mientras que hubo casos en los que resultaron envueltos en llamas.

En algunos lugares, la visibilidad era casi nula, lo que creaba condiciones de conducción peligrosas.

Según el Servicio Meteorológico Nacional, las súper nieblas generalmente se forman cuando el vapor de agua condensado se mezcla con el humo y la humedad liberados por el material orgánico húmedo que arde en un incendio cercano, como maleza, hojas y árboles .

El Servicio Meteorológico Nacional emitió un aviso de niebla densa para gran parte del sureste de Luisiana el lunes por la mañana, incluso desde Baton Rouge hasta Nueva Orleans.

 

 

 

 

Fuente: EFE

[email protected]

MRM