marzo 1, 2024 03:52

Renán Castro Madera, Director General

Redacción/CAMBIO 22

CHETUMAL, 2 de mayo.- Un sujeto en estado de ebriedad fue retenido, al parecer por un par de horas, por trabajadores de un bar, quienes después llamaron al 911 para reportar que no quería pagar.

Un peculiar reporte ingresó al sistema de emergencias 911 poco antes de las 6:00 de la mañana, la informante señalaba una persona negándose a pagar en un bar ubicado en la calle Palermo entre las calles Isla de Capri e Isla Cancún de la colonia 20 de Noviembre.

Debido al horario, fuera de lo establecido para el funcionamiento de los bares, los policías acudieron al sitio y se entrevistaron con un sujeto de 19 años, mismo que dijo ser mesero del bar Veider.

Que un cliente les quedó a deber 3 mil 40 pesos, por lo que, solicitaron que se ponga el hombre a disposición de un juez calificador, sin embargo, cuando los oficiales cuestionaron el motivo, por el que, continuaba abierto el bar y el hombre retenido en el sitio, los trabajadores se tornaron rijosos.

Y es que, su respuesta fue inquiriendo los oficiales, porque no actuaban, acusándolos de discriminar a la mujer, es así como, los oficiales explicaron, que si habían retenido al supuesto cliente durante varias horas, podría tratarse de una situación de privación ilegal de la libertad.

Por lo anterior, uno de los trabajadores acudió con los oficiales ante un juez calificador para explicar los hechos, siendo que la jueza en turno ordenó el ingreso del hombre a las celdas municipales.

A la hora del certificado médico, las autoridades notaron que las nalgas del sujeto se encontraban lesionadas, respondiendo el detenido que fue tableado dentro del bar, pero no había querido decir nada porque fue amenazado de golpearlo posteriormente, así como, también fue amenazado con sus propiedades, ya que le quitaron las llaves de su carro y de su casa.

Motivados por lo anterior, las autoridades decidieron trasladar al detenido ante el área jurídica de la corporación, siendo que, la encargada del área les explicó que debido al estado de ebriedad del ciudadano, tendría que esperar para acudir al Ministerio Público por sus propios medios, una vez que se le haya bajado la intoxicación etílica.

Finalmente, al carecer de dinero los policías trasladaron al ciudadano a su domicilio para que esté sano y salvo y posteriormente acudiera a interponer su denuncia correspondiente.

 

[email protected]

RHM

¡Únete a nuestras comunidades del Diario CAMBIO 22 en WhatsApp y Telegram! Mantente al tanto de las noticias más importantes del día, artículos de opinión, entretenimiento, tendencias y mucho más, directamente desde tu dispositivo móvil.



Data from Tiempo3.com
Data from Tiempo3.com
Data from Tiempo3.com