Redacción/CAMBIO 22

El gobernador de Jalisco, Enrique Alfaro, informó que suman seis personas fallecidas y 12 lesionadas por el ataque perpetrado la noche del martes en contra de policías de Tlajomulco y agentes de la Fiscalía del Estado que atendían un reporte anónimo sobre la presencia de restos humanos en un predio cercano a la cabecera municipal.

El mandatario estatal detalló que se trató de una trampa en la que los responsables detonaron siete artefactos explosivos caseros y uno más que quedó sin estallar.

“Un hecho que no habíamos visto antes aquí con artefactos explosivos improvisados detonaron siete de ellos, uno más que afortunadamente no explotó dejaron hasta ahora preliminarmente un saldo de seis fallecidos y doce personas heridas. Es un acto de terror brutal y es un momento en el que en esta mesa estamos cerrando filas”.

De los seis fallecidos dos son elementos de la Fiscalía Estatal y otro es policía de Tlajomulco, mientras que de los otros tres no se ha dado a conocer si también son oficiales o civiles.

El mandatario estatal agregó que implementarán un operativo en coordinación con autoridades federales y municipales para capturar a los responsables del ataque.

“Necesitamos concentrarnos para dar con los responsables, estamos aquí hoy bajo la directriz del Ejército Mexicano listos para poder desdoblar un operativo en este municipio y en el sur del área metropolitana de Guadalajara con plena coordinación con la Guardia Nacional, con la Marina, con el Poder Judicial”, apuntó.

El hecho se registró cerca de las 20:30 horas en la calle Flaviano Ramos Norte, a menos de dos kilómetros de la cabecera municipal.

Los agentes de la Fiscalía realizaban una investigación realizada con la búsqueda de restos humanos que les habían reportado en un predio cuando se originó la explosión que alcanzó a policías y personas civiles que se encontraban alrededor.

Vecinos de la zona salieron de su casa y vieron una camioneta envuelta en llamas, por lo que de inmediato llamaron al 911 para pedir ayuda.

En pocos minutos comenzaron a llegar paramédicos y bomberos municipales, quienes se dieron a la tarea de sofocar el fuego.

Más unidades de la Policía municipal, del Estado y de la Fiscalía se hicieron presentes para ayudar a su compañeros y acordonar la zona.

Los oficiales detectaron artefactos explosivos regados en el camino, alrededor de la camioneta, por lo que de inmediato extendieron el área de acordonamiento y solicitaron la presencia del personal del escuadrón Técnico Especialista en Desactivación de Artefactos Explosivos (TEDAX) para que se hicieran cargo de los artefactos.

 

 

 

Fuente: El Sol de México

[email protected]

MRM