Redacción/CAMBIO 22

CANCÚN, 3 de enero.- El fuego desatado en un área de lavado en Brazze Towers, situado en la supermanzana 6-A de Cancún, generó controversia sobre la actuación de los bomberos.

El llamado al 911 alertó sobre el incendio en un domicilio de la zona residencial, cerca de la Plaza de Toros, durante la medianoche.

A pesar de la rápida intervención de tres unidades del cuerpo de bomberos, algunas voces críticas señalan que la propagación de las llamas fue resultado de acciones negligentes por parte de los propios bomberos, lo que puso en peligro a los residentes del edificio.

Afortunadamente, no se reportaron heridos, y los daños fueron limitados.

Sin embargo, las críticas se centran en cuestionar la eficacia de la respuesta de emergencia y las medidas tomadas para controlar el fuego, lo que está generando un debate sobre la gestión de estos incidentes en el municipio Benito Juárez.

 

 

[email protected] 

JFCB