Laura Beytia/CAMBIO 22

CHETUMAL, 31 de marzo.- De los 460 sindicatos que existen actualmente en Quintana Roo, 103 están inactivos y 160 están obligados a renovar sus dirigencias antes del 31 de mayo, declaró la titular de la Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STyPS) Catalina Portillo Navarro.

La funcionaria advirtió que no habrá ninguna prórroga por lo que deberán convocar a asambleas electivas, ya que en caso de no hacerlo quedarán inactivas y podrían hasta perder la toma de nota que da validez a su figura legal, dejando sin efecto las asambleas posteriores que lleven a cabo después de la fecha estipulada desde la federación.

“De los 460 sindicatos, están pendientes por renovar sus dirigencias más o menos 160 para regularizarse, estén en orden y continúen vigentes, de estos 460 tenemos 103 que están inactivos y que perderán su registro sindical y así lo hemos informado a la federación, pero de los 160 que faltan pues no lo hicieron antes y lo habían estado postergando por la pandemia, pero ya se les notificó que están obligados a que antes del 31 de mayo concreten los procesos de renovación de sus respectivas directivas, ya no hay más excusas y mucho menos habrá prórroga alguna.”

Cuestionada sobre el caso particular del Sindicato Único de Trabajadores al Servicio del Gobierno del Estado (SUTAGE) donde Roberto Poot Vázquez aun se sigue ostentando como secretario general, la secretaria del Trabajo recordó que desde junio de 2016, el Tribunal del 27 Circuito del Estado de Quintana Roo emitió una ejecutoria que dejó insubsistente y nula la Asamblea donde fue elegido para su continuidad, por lo que afirmó que la dirigencia del SUTAGE se encuentra acéfala y quien usa el cargo lo hace de manera ilegal.

“El SUTAGE está acéfalo, esto es que no hay dirigente sindical y efectivamente fue a través del Tribunal del 27 Circuito del Estado de Quintana Roo que se emitió una ejecutoria en el sentido de dejar todo insubsistente y nulo por supuesto, la asamblea donde fue elegido en junio de 2016 cuando aun nosotros no ingresábamos, él se sigue ostentando en virtud de que aún es líder de la FTSGE y está vigente su toma de nota, pero como líder del SUTAGE no se le reconoce y las consecuencias es que no se le entregan las cuotas sindicales de los trabajadores.”

Sin embargo, dijo que Poot Vázquez deberá responder ante los agremiados por el manejo y destino de las cuotas que se han cobrado en el tiempo en que ha estado presentándose en el cargo de manera ilegal y que serán solo los trabajadores, quienes deban interponer los medios de impugnación que sean necesarios para aclarar el destino de dichos recursos y hacer que rinda cuentas, ya que la Secretaría del Trabajo es respetuoso de la autonomía sindical.

[email protected]

RHM