• A 4 días del final oficial de la temporada de huracanes en la región, se disipó sin poder desarrollarse una perturbación en el centro del océano

 

Redacción/CAMBIO 22

CHETUMAL, 26 de noviembre.- La zona de baja presión que se desarrollaba en el centro del Océano Atlántico no encontró condiciones para un fortalecimiento y organización y finalmente se disipó.

Con lo anterior, estado este domingo a 4 días del final oficial de la temporada de huracanes en el Océano Atlántico, que cierra el 30 de noviembre, no se tienen sistemas en desarrollo en la región y no se espera que se produzcan en los próximos 7 días, según el Centro Nacional de Huracanes de Estados Unidos.

La última zona de baja presión en el centro del Océano Atlántico comenzó a desarrollarse hace 6 días, a partir del 20 de noviembre, y poco a poco alcanzó un potencial medio de dar lugar a un ciclón, con hasta 60 % de probabilidad de desarrollo en 7 días.

Poco a poco después comenzó a mermar su potencial y para el sábado 25 de noviembre había bajado a 10 % de probabilidad de desarrollo ciclónico en 7 días.

Sin embargo, el sistema perdió condiciones para lograr ese desarrollo porque se movió hacia el nor-noreste hacia aguas más frías en la tarde y noche del sábado, y quedó incrustado en una masa de aire frío con límites frontales.

Por esta causa, perdió por completo el potencial para desarrollarse en un ciclón tropical y finalmente se disipó.

 

[email protected]

HBS