mayo 28, 2024 18:30

16.67

Renán Castro Madera, Director General

Renán Castro Madera, Director General

mayo 28, 2024 18:30

 

Redacción/ CAMBIO 22

“De qué sirve que manden más soldados o guardias nacionales si solo patrullan un día o dos y luego se van. Los criminales regresan y es un cuento de nunca acabar”, acusó el obispo de Chilapa, José de Jesús González, quien critica que la llegada de más de 15 mil elementos de fuerzas federales de seguridad al estado en enero de este año no ha frenado la violencia.

Durante el primer mes del año integrantes de grupos criminales quemaron unidades de transporte público y asesinaron a choferes, lo que provocó suspensión del servicio en las cuatro principales ciudades de la entidad —Acapulco, Taxco, Ixtapa-Zihuatanejo y Chilpancingo—, además de que cometieron asesinatos en zonas turísticas y en la capital del estado gobernado por la morenista Evelyn Salgado.

Pese a la presencia de casi 50 por ciento más agentes federales de los que había el año pasado, durante enero de 2024 apenas hubo dos homicidios menos que los del mismo periodo de 2023 y 44 por ciento más que en enero de 2022, de acuerdo con cifras del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad.

El gobierno federal envió a la entidad 10 mil agentes más de la Guardia Nacional, 300 de la Secretaría de Marina y 300 soldados para apoyar en labores de seguridad pública.

En entrevista con El Sol de México, el obispo de Chilapa explicó que cuando hay presencia militar los criminales dan tregua, pero al irse los soldados, los delincuentes regresan con más violencia, por lo que consideró que servía de poco la llegada de más militares si no hacen presencia permanente en los poblados con violencia.

“Deberían estar más tiempo, así por lo menos dan un respiro a las comunidades, un poco de paz”, declaró el líder católico, quien añadió que la mayoría de las personas de su comunidad le han expresado su preocupación y se han cuestionado qué es lo que está pasando, que la violencia ha llegado al grado de paralizar económicamente a la capital de Guerrero: Chilpancingo.“Hay muchos delincuentes, hay mucho personal de seguridad y no se agarra a ninguno o los dejan ir o no tienen permiso de seguirlos, ahí está una causa; ya ve que el Presidente les dijo que abrazos y no balazos, pues los dejan ir, sin que nos cuestionemos la actitud del gobierno”, aseguró José de Jesús González.

Además del despliegue de elementos del Ejército, la Marina y la Guardia Nacional al estado, la Secretaría de la Defensa ha instalado once bases militares más”en apoyo a la seguridad; que de acuerdo con el académico Fernando Jiménez, sólo hace la tarea de disuadir posibles actos criminales.“Esta estrategia de enviar Fuerzas Federales luego de un hecho de alto impacto se hace desde 2006. Lo que hacen cuando llegan con sus operativos, disuaden la violencia y en algunas ocasiones apoyan en la investigación, se genera una calma, pero se van y al tiempo regresan los criminales”, indicó.

El investigador explicó que aunque los elementos de seguridad hacen el trabajo de disuadir la actividad criminal en los espacios públicos, sus operativos y presencia no están acompañados de estrategias para detener y debilitar financieramente a los generadores de violencia.

“El mayor problema de estos operativos es que no van acompañados de una estrategia de lucha criminal, con inteligencia, para dar con los generadores de violencia, intervenir los negocios donde lavan dinero. Sólo hacen trabajo de disuasión en espacios públicos”, dijo.

Fernando Jiménez coincidió con el obispo de Chilapa, el envío de agentes de la Marina, el Ejército y la Guardia Nacional no es suficiente, porque no patrullan o hacen presencia permanente en zonas controladas por el crimen”, porque no persiguen a los criminales ni los presentan ante la justicia”. “No ha sido suficiente el despliegue de más soldados y agentes, porque no se ha desplegado en los lugares donde se ha generado más violencia. El tema del transporte público es un problema muy añejo, los choferes son obligados a trabajar para el crimen en múltiples tareas o son asesinados”, agregó el académico”.

De acuerdo con la información pública de la Secretaría de Marina, los 300 elementos extra que envió a Guerrero para tareas de seguridad fueron asigna-dos a las costas de la entidad, como Acapulco, que se encuentra en proceso de reconstrucción tras el paso del huracán categoría 5, Otis.

Visitantes al puerto durante enero de este 2024 fueron entrevistados por este diario y señalaron que vieron muy poca presencia de militares en la playa o en sus principales avenidas.

 

Fuente: EL SOL DE MEXICO

[email protected]

GFB

¡Únete a nuestras comunidades del Diario Cambio 22 en Whatsapp y Telegram! Mantente al tanto de las noticias más importantes del día, artículos de opinión, entretenimiento, tendencias y mucho más, directamente desde tu dispositivo móvil.

WhatsApp Telegram
Telegram



Data from Tiempo3.com
Data from Tiempo3.com
Data from Tiempo3.com