• Los turistas viajaban en un vehículo que pertenecía a una empresa de arrendamiento y fue confundido con un Uber.

 

  • Las víctimas fueron abandonadas en la carretera Gas Auto en dirección a la autopista, desde donde caminaron en busca de ayuda policial.

 

Redacción/CAMBIO 22

CANCÚN, Q. Roo, 20 de mayo.- Un caso de gravedad por el tráfico de influencias con los delitos de alto impacto que cometen los taxistas, posible nexo con el suceso de siete extranjeros de nacionalidad brasileña que fueron privados de su libertad por un grupo de sujetos que los emboscaron mientras viajaban en un vehículo, aparentemente un Uber.

Este incidente ocurrió en Cancún y, según se sospecha, los secuestradores podrían estar vinculados con el sindicato de transporte Andrés Quintana Roo.

La confusión habría surgido porque el vehículo en el que viajaban los turistas pertenecía a una empresa de arrendamiento y fue confundido con un Uber.

Los hechos se reportaron tras una llamada al número de emergencia 911, lo que inició una búsqueda en la avenida José López Portillo, cerca del entronque conocido como Gas Auto, que colinda con la autopista Cancún-Mérida.

Las autoridades están investigando los posibles vínculos entre los secuestradores y este sindicato.

Cuatro de los turistas fueron trasladados al Hospital General Jesús Kumate Rodríguez para recibir atención médica entre ellos una mujer, mientras que los otros tres fueron llevados a la Secretaría de Seguridad Ciudadana para su resguardo y para presentar las denuncias correspondientes.

Se informó que el conductor del vehículo también podría haber sido privado de su libertad.

Las víctimas fueron abandonadas en la carretera Gas Auto en dirección a la autopista, desde donde caminaron en busca de ayuda policial.

Hasta el momento, las autoridades no han proporcionado más información sobre el caso.

 

redaccionqroo@diariocambio22.mx

RHM