Redacción/ CAMBIO 22

CHETUMAL, 19 de mayo. – En un importante fallo judicial, un juez de juicio oral emitió dos sentencias condenatorias por el delito de violación en agravio de una niña cuya identidad se mantiene en reserva. Javier “T” fue sentenciado a 140 años de prisión, estableciendo un precedente en la historia judicial del estado. Por su parte, María “C” recibió una condena de 60 años tras comprobarse su participación en el delito.

La Fiscalía Especializada presentó durante el proceso pruebas y evidencias que demostraron la culpabilidad de Javier “T” en cuatro casos de violación. Por su parte, María “C” fue señalada por permitir la comisión del delito aprovechando su relación familiar con la víctima en los años 2019 y 2020.

En la audiencia de individualización de sanciones y reparación de daños, el juez impuso a Javier “T” una pena de 140 años de prisión, estableciendo así un precedente en el sistema judicial del estado. Además, se le impuso una multa de 760 mil 410 pesos como parte de la reparación económica a la víctima.

Por su parte, María “C” fue sentenciada a 60 años de cárcel y deberá pagar una multa de 337 mil 960 pesos.

Este fallo judicial representa un avance significativo en la lucha contra los delitos de violencia sexual y envía un mensaje claro de que no habrá impunidad para quienes atenten contra la integridad de los menores de edad.

La sociedad espera que este caso siente un precedente para futuros procesos y sirva como un llamado de atención a quienes intenten cometer actos similares.

 

[email protected]

JFCB