Redacción/ CAMBIO 22

CHETUMAL, 8 de julio. – Mientras la discusión sobre la destrucción del Estero de Chac crece, en una visita del diario CAMBIO 22 a la zona, da cuenta del verdadero crimen ecológico-

La devastación de manglar, palma chit, humedales y afectación al flujo hídrico, son parte de la estela de destrucción de obras realizadas en el Estero de Chac, una zona de vital importancia para el sistema Lagunar.

En la dantesca escena, una cría de iguana lucha por su supervivencia, brincando entres las raíces de los árboles, palmas y manglar, todo supuestamente protegido por las leyes.

Aunque la Secretaria de la Defensa Nacional (SEDENA), llamó a este perverso acto “un error”, las consecuencias para la vida natural ya está hecho y no existe planes para revertirlo, incluso las mismas autoridades que supuestamente mente reconocieron su error, también repiten a cada rato la premura para la conclusión de estás obras del Proyecto Tren Maya.

Desde que se dio a conocer las aberrantes acciones de la SEDENA en la zona del Estero de Chac, fueron retirados algunos tubos de drenaje y el escombro que se encontraba dentro del agua fue sacado parcialmente.

Irónicamente, en el sitio hay sembrados letreros informativos sobre la importancia de los manglares y los sistemas de la zona, lo cual evidentemente no le importó a los ejecutantes del proyecto de importancia nacional.

[email protected]

RHM