Redacción/CAMBIO 22

CIUDAD DE MÉXICO, 3 de agosto.- La Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) dio a conocer que revisó los datos dados a conocer a la prensa por algunas organizaciones respecto al manejo de la cobertura forestal en el trazo del Tren Maya y señaló que tienen inconsistencias.

Mencionó que la herramienta cartográfica presentada por CartoCrítica, que contó con el acompañamiento del Centro Mexicano de Derecho Ambiental, A.C. (Cemda), el Consejo Civil Mexicano para la Silvicultura Sostenible (CCMSS) y la Fundación Heinrich Böll México y El Caribe, muestra cifras y datos que distan de la información oficial en cuanto a número de hectáreas totales susceptibles de Cambio de Uso de Suelo en Terrenos Forestales (CUSTF), así como autorizaciones otorgadas por esta dependencia federal.

Critica que el estudio mostrado señala que son 6,659 hectáreas totales susceptibles de CUSTF, cuando el total registrado ante la Semarnat en las autorizaciones definitivas y provisionales es de 3,167.29 hectáreas.

La herramienta cartográfica considera bancos de materiales que no necesariamente forman parte del proyecto Tren Maya y que son propiedad de privados que ofrecen servicio a diversos clientes, por lo que habría que hacer una revisión detallada para no generar confusiones, señala la dependencia.

Expuso que de las 6,659 hectáreas que las organizaciones citan como totales, manifiestan que sólo 889.9 cuentan con autorización de CUSTF, lo cual es inexacto, puesto que el total de hectáreas oficialmente identificadas (3,167.29) cuenta con autorización definitiva o provisional, según el caso.

Incluso, aún cuando el estudio considera únicamente las 18 autorizaciones definitivas de CUSTF, el dato de 889.9 hectáreas es incorrecto, pues dichas autorizaciones suman un total de 1,727.7 hectáreas, más del doble de lo que registran, añadió.

Finalmente, la Semarnat indicó que las autorizaciones provisionales otorgadas previo a la sentencia de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) no quedaron sin efecto, tal como lo determina la propia sentencia, por lo que las obras del Tren Maya continúan con apego al marco legal.

 

 

[email protected]

JFCB