marzo 2, 2024 10:40

17.016 MXN

Renán Castro Madera, Director General

Redacción/CAMBIO 22

En lo que va del año, los casos confirmados de dengue en México son 30 mil 320, lo que representa cuatro veces más respecto de lo ocurrido la misma semana el año pasado.

Según el reporte de la Secretaría de Salud los casos probables en el país también son 4.5 veces más que el año pasado, al registrar 167 mil 692 personas con síntomas después de haber sido picados por el mosquito transmisor, mientras el año pasado a la misma semana del 4 de octubre se sumaban apenas 36 mil 926 casos.

En el mismo periodo las defunciones por dengue pasaron de 14 a 48 personas, mientras que 286 se encuentran en estudio para saber si murieron de la enfermedad. Las defunciones confirmadas corresponden a Morelos (11), Quintana Roo (siete), Yucatán (siete), Guerrero (seis), Oaxaca (seis), Veracruz (cuatro), mientras que Campeche, Chiapas, Michoacán, Nayarit, Puebla, Sinaloa y Sonora reportan una cada estado.

Las defunciones confirmadas son avaladas por el Comité Nacional para la Vigilancia Epidemiológica y son publicadas conforme se llevan a cabo las sesiones de este comité, por lo que no corresponden a la semana epidemiológica de ocurrencia.

Según la publicación de El Sol de México con información al corte del 16 de septiembre en el país había 20 mil 511 casos de dengue y en estas casi cuatro semanas se sumaron casi 10 mil casos más.

Las entidades en donde prevalecen los contagios son Yucatán, Veracruz, Quintana Roo, Morelos y Puebla. En estas entidades ocurren siete de cada diez contagios. Los datos refieren también que el nivel de muestras para identificar los casos de dengue en el país son los más bajos registrados en los últimos tres años, cuando se tenían seis muestras por cada 10 casos sospechosos, mientras que ahora solo se están muestreando cuatro de cada 10. Este nivel muestral de laboratorios es similar al que ocurría en 2015 y 2016.

Los síntomas en el caso de los casos de dengue grave son escape de líquidos, hemorragias, dolor abdominal intenso, vómito persistente, e irritabilidad.

De los 30 mil casos de dengue, las autoridades identificaron que 13 mil 507 enfermos presentan síntomas de alarma, esto es 44.5 por ciento del total de personas que recibieron un piquete del mosquito Aedes aegypti. Sólo 871 casos se reportan como graves.

Ese mosquito, según el Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades suele tener apenas un centímetro de diámetro y presenta rayas blancas a lo largo de su cuerpo y patas, en tanto, que el cuerpo es color marrón o negro.

Generalmente ponen huevos cerca del agua estancada en recipientes como baldes, tanques, recipientes para los animales, macetas y floreros. Prefieren picar a las personas y viven en interiores o exteriores. Los mosquitos que transmiten el virus del dengue, chikunguña y zika lo mismo pican de día que de noche.

El CDC de Estados Unidos especifica que en raras ocasiones puede transmitirse por una transfusión de sangre, un trasplante de órganos o de una lesión causada por el pinchazo de una aguja.

De las personas que han requerido atención médica, la mitad acudieron a los servicios de las secretarías de Salud locales, poco más de 40 por ciento en el IMSS, menos de cinco por ciento en el ISSSTE y el resto en las instituciones particulares (entre farmacias, centros médicos y hospitales).

A decir de Francisco Oliva, profesor investigador de la Universidad Autónoma Metropolitana-Xochimilco el número de contagios permiten hablar de una “epidemia focalizada, regionalizada” que es posible atender y prever con campañas de información oportuna dado que se trata de zonas endémicas. “Las zonas de manifestación del dengue no han cambiado desde los años 90”, afirmó.

El especialista en temas de salud pública indicó que los casos de dengue se incrementaron en estas semanas por la intensificación de las lluvias, que se combina con la urbanización de regiones endémicas del mosquito transmisor y coincide con las zonas costeras del país, es decir, Yucatán, Quintana Roo, Campeche, Chiapas, Guerrero, Oaxaca, Michoacán y Jalisco. Explicó que la urbanización y la baja educación para procesar desechos como llantas, botellas y latas, en donde es factible que se reproduzca el mosquito Aedes aegypti hacen factible que se puedan crear reservorios de reproducción.

Aseguró que el dengue es un problema de salud pública para lo cual se requiere reforzar las campañas masivas de prevención a nivel local, estatal y federal, a fin de que se puedan mitigar los espacios de reproducción del mosquito. La participación de la población en estas es central para la mitigación de los espacios de reproducción. Dijo que en el largo plazo “lo deseable es que hubiera apoyo para desarrollar y distribuir, bajo algún criterio, las vacunas contra el dengue, lo mismo que realizar mayor investigación sobre la propagación y poder disminuir la transmisión y establecer una vigilancia para advertir sobre los serotipos de alarma y gravedad”.

 

 

 

 

Fuente: El Sol de México

[email protected]

MRM

¡Únete a nuestras comunidades del Diario CAMBIO 22 en WhatsApp y Telegram! Mantente al tanto de las noticias más importantes del día, artículos de opinión, entretenimiento, tendencias y mucho más, directamente desde tu dispositivo móvil.



Data from Tiempo3.com
Data from Tiempo3.com
Data from Tiempo3.com