Laura Beytia/CAMBIO 22

CHETUMAL, 5 de octubre.- Los restaurantes en Mahahual están
registrando una baja afluencia de comensales desde el pasado mes de
septiembre cuando dio inicio la denominada temporada baja, lo que se
traduce en una considerable disminución en sus ventas y que solo les
dificulta poder solventar gastos de operatividad de sus negocios, así como
el pago de su personal y de sus compromisos fiscales.


Así lo dio a conocer el presidente de la Asociación de Restauranteros en
dicha comunidad turística Luis Gómez Joaquín, quien mencionó que la
llegada de visitantes a la costa maya ha ido a la baja desde que finalizó la
temporada veraniega, por lo que muchos establecimientos han optado por
reducir su plantilla laboral y no abrir diario a fin de ahorrar costos.

“Afortunadamente el periodo vacacional de verano fue muy bueno y nos
dejó algo de utilidades para prepararnos para la temporada baja, ya los
restaurantes están reportando disminución en sus ventas durante estos días
porque ya no llega tanto turismo a las playas a consumir y eso pues ha
orillado a muchos a prescindir de uno o dos trabajadores y a no abrir diario
para que esto no genere gastos; es un poco difícil para algunos porque pues
los pocos ahorros se agotan y complica el poder mantener la operatividad
de nuestros negocios.”


Mencionó que si bien se tiene una baja en operaciones, es gracias a la
llegada de los cruceros entre semana y del turismo local y de visitantes
beliceños los fines de semana, cuando los restaurantes registran un leve
repunte, en tanto llega la época invernal donde prevén que al igual que el
año pasado la economía mejore y puedan cerrar bien el año, aunque solo
esperan que no haya mal clima o exceso de sargazo en las playas que pueda
afectar al gremio restaurantero.

“La situación mejora obviamente los días que atracan cruceros al puerto y
bajan los turistas al pueblo y también los fines de semana que es cuando
hay un poco más de visitantes que acuden a consumir a los
establecimientos, no se compara obviamente como cuando hay vacaciones,
pero al menos no nos mantenemos en ceros y ayuda a cubrir la
operatividad; tenemos que aguantar hasta que llegue la temporada invernal
que si es como la del año pasado aun con pandemia, seguramente nos
permitirá tener un buen cierre de año.”

 

Indicó que no se han presentado cierres definitivos por la temporada baja y
quienes han bajado cortinas, lo han hecho para remodelar o dar
mantenimiento a sus instalaciones, especialmente los que se ubican en la
zona turística para poder dar una buena imagen a todo aquel que llega a
esta localidad costera de visita y para disfrutar de las playas que
permanecen hasta ahora libres de sargazo, gracias al esfuerzo de todos los
prestadores de servicios turísticos, que no descansan para ofrecer una buena
imagen del destino.
[email protected]

YB