febrero 28, 2024 14:43

Renán Castro Madera, Director General

Laura Beytia/CAMBIO 22

CHETUMAL, 17 de junio.- La zafra 2022-2023 está a punto de concluir, siendo la fecha máxima para dar por terminado el corte de la caña de azúcar y su transportación al ingenio para molienda el próximo 20 de junio.

Y aunque se tenía previsto cosechar un millón 907 mil toneladas de la vara dulce, las condiciones climáticas y la falta de mano de obra, fueron los principales factores que impidieron cosechar cerca de 300 mil toneladas, lo que implicará pérdidas económicas estimadas en más de 100 millones de pesos, de acuerdo a lo que declaró el dirigente de la Confederación Nacional de Productores Rurales (CNPR) Benjamín Gutiérrez Reyes.

“Desde los primeros inconvenientes que tuvimos con las lluvias que tuvieron un impacto en el rendimiento final de las cañas, anticipamos que no lograríamos cumplir con la meta que se tenía programada para este ciclo, el estimado es un millón 608 mil lo que quiere decir que nos faltaron como 300 mil toneladas lo que representará pérdidas cercanas a los 100 millones de pesos, pero no todo es malo, ya que a pesar de esto logramos alcanzar un karbe de 101.493 que nos dará un precio histórico por tonelada de 963 pesos y que hará que sea un buen año de cosecha.”

Explicó que el exceso de lluvias durante el último bimestre del año pasado y las impurezas del suelo fue lo que más les afectó y provocó un bajo desarrollo y reducción en las toneladas de caña que se tenían previsto para esta zafra, junto con la falta de trabajadores que prefirieron esta vez, emplearse en las obras del Tren Maya y abandonar el campo de la Ribera del río Hondo.

Por lo que ya se preparan para la siguiente temporada donde recurrirán a contratar cortadores de otros estados como Campeche y Oaxaca, a fin de mitigar la falta de trabajadores que han enfrentado.

“La falta de mano de obra nos ha afectado a todas las comunidades cañeras y los que se han quedado, han trabajado hasta horas extras para aumentar el volumen de las toneladas que deben entrar a molienda y ante esto pues si se analiza recurrir a contratar trabajadores de otros estados aunque implique asumir gastos para garantizar su comodidad, porque aunque hemos avanzado con la tecnificación del campo con cosechadoras y cortadoras, se sigue necesitando la mano de obra humana para realizar ciertas tareas.”

Sin embargo, aclaró que aunque la migración hacia las obras federales les ha ocasionado múltiples desafíos, los productores de caña continuarán trabajando para cerrar esta zafra de manera exitosa y programarse para superar los obstáculos que se les vayan presentando para la próxima cosecha.

 

[email protected]

JFCB

 

¡Únete a nuestras comunidades del Diario CAMBIO 22 en WhatsApp y Telegram! Mantente al tanto de las noticias más importantes del día, artículos de opinión, entretenimiento, tendencias y mucho más, directamente desde tu dispositivo móvil.



Data from Tiempo3.com
Data from Tiempo3.com
Data from Tiempo3.com