Luis Tamayo Mendicuti/CAMBIO 22

SEYÉ, YUC., 15 de junio.- El conductor de un automóvil Chevrolet Onix se salvó de morir y quedó lesionado, luego que salió volando en una curva y cayó en una hondonada de más de tres metros de profundidad a la altura  del kilómetro 29.5 de la carretera federal Mérida- Cancún.

Según datos recabados el conductor del automóvil circulaba a exceso de velocidad en el tramo Mérida Valladolid, al llegar a la altura de Seyé, se le “acabó” la carretera en una curva y salió volando y cayó en una hondonada dónde volcó resultando lesionado.

Agentes de la Secretaría De Seguridad Pública (SSP) y paramédicos de la misma corporación llegaron al legar, los primeros abanderaron el lugar para el deslinde de responsabilidades, mientras los segundos atendieron al chofer del vehículo y los trasladaron a una clínica.

 

[email protected]

RHM