Yolanda Gutiérrez/CAMBIO 22

ISLA MUJERES, Q. ROO, 17 de marzo.- Por la gravedad de sus lesiones, los dos adultos que sufrieron quemaduras en el incendio que arrasó con su hogar en la colonia La Gloria permanecen ingresados en el Hospital General de Cancún, donde se reportan como estables, en tanto ambos menores regresaron al Hospital Comunitario hasta que sus heridas sanen por completo.

El accidente se registró la noche del pasado domingo, cuando en el interior de una vivienda de la calle Macabí, colonia La Gloria, explotó un tanque de gas de 10 kilos que  provocó un incendio en la casa, con el resultado de un adulto y una mujer con 80% y 60%, respectivamente, de quemaduras en su cuerpo y dos menores con quemaduras de primer y segundo grado, principalmente en extremidades inferiores.

Con la presencia del secretario general del Ayuntamiento y la titular de Salud municipal, la directora del Hospital Comunitario, Karla García Velázquez, ofreció una rueda de prensa en las instalaciones del nosocomio para dar a conocer los detalles sobre el estado de salud de los menores y aprovechó para informar sobre los dos adultos.

Explicó que los cuatro miembros de la familia ingresaron en el Hospital Comunitario y, debido a la naturaleza de sus lesiones, adultos y menores fueron canalizados al Hospital General de Cancún y valorados por especialistas.

Los dos menores fueron dados de alta al día siguiente y regresaron al hospital de la isla para recibir la atención necesaria, en tanto ambos adultos permanecen ingresados en el Hospital General de Cancún, estables, “sin indicaciones de trasladarlos a otro lugar, porque en este momento están recibiendo toda la atención necesaria y suficiente para el estado de salud que ellos presentan”.

La doctora García Velázquez detalló que los menores, niño y niña, sufrieron quemaduras de primer y segundo grado, el menor  en la cara y extremidades inferiores y la pequeña en extremidades inferiores y tórax; dijo que hasta este momento, ambos evolucionan  favorablemente, reciben todos los días una inter consulta y el Hospital Naval apoya con insumos para garantizar su adecuado tratamiento.

La directora del nosocomio aseveró que los infantes permanecerán ingresados en el Hospital Comunitario hasta que su condición sea por completo estable, con objeto de dar seguimiento puntual a su evolución y llevar a cabo de manera correcta las curaciones.

Especificó que el Hospital Comunitario trabaja de manera conjunta con el DIF municipal, Procuraduría del Menor, Trabajo Social y hay apoyo psicológico para que los niños tengan, de manera integral, todo el tratamiento que requieran hasta recuperarse al cien por ciento física y psicológicamente.

 

y.gutierrez@diariocambio22.mx

RHM