junio 17, 2024 06:01

16.67

Renán Castro Madera, Director General

Renán Castro Madera, Director General

junio 17, 2024 06:01

 

► Se ha convertido en el último recurso de ejidatarios para exigir el pago de tierras expropiadas para el Tren Maya

► Desde mediados de 2022 van más de 50 protestas de este tipo en toda la península yucateca

► Por si fuera poco, también son víctimas del crimen organizado que exigen un porcentaje del pago que reciben

 

Redacción/CAMBIO 22

CHETUMAL, 21 de mayo.- El bloqueo carretero es el último recurso para reclamar justicia por parte de ejidatarios que se han visto afectados ante la falta de pagos por indemnización de las expropiaciones que el presidente Andrés Manuel López Obrador ordenó para la construcción del Tren Maya y son una constante desde mediados de 2022, acumulando más de 50 protestas de este tipo en toda la península yucateca.

Los últimos dos días el bloque se llevó a cabo en la vía corta a Mérida, por parte de habitantes de Manuel Ávila Camacho quienes exigen el cumplimiento del pago por sus tierras, que afirman, fue prometido para enero de este año por el Gobierno Federal y al no concretarse el pago de 5 millones de pesos ofertados en primera instancia, que es parte de un compromiso de 11 millones de pesos según un avalúo realizado por la Secretaría de Infraestructura, Comunicaciones y Transportes (SICT), ahora los habitantes exigen que se pague el monto completo pues el Gobierno oferto 5 millones de pesos y no ha cumplido.

A inicios de este año, ejidatarios del sur de Quintana Roo denunciaron que el crimen organizado le estaba cobrando un porcentaje del pago que recibían por las expropiaciones, es más, en algunas ocasiones, denunciaron que integrantes de un cártel, les decomisaban sus tierras para cobrar íntegramente el pago de la expropiación, tres familias que se negaron al chantaje, sufrieron la pérdida de seres queridos que murieron ejecutados por los criminales.

Los bloqueos se han presentado desde el 2022 y recrudecieron a finales del mismo. El 21 de noviembre de ese año, ejidatarios mayas de Felipe Carrillo Puerto bloquearon el Tramo 6 del Tren Maya ante la nula respuesta del entonces director general de Fonatur, Javier May Rodríguez, ante el reclamo de una indemnización por el uso de más de 40 hectáreas en los ejidos X-Maben, Hazil y anexos.

La protesta ocasionó la movilización de la Policía Quintana Roo y de la Guardia Nacional, cuyos elementos fueron frenados a la altura de Tres Reyes-Chumpón, donde los ejidatarios y colocaron mantas de protesta impidiendo el paso, al señalar que son “Tierras propiedad de ejido X-Maben y anexos, 86 años en posesión, no a la invasión de Fonatur, indemnización o no hay paso”. Dos días después les pagaron.

El 13 de marzo del 2023 Los ejidatarios de la comunidad maya de Tihosuco, ubicada en el municipio de Felipe Carrillo Puerto, bloquearon la carretera federal 295 Valladolid – Felipe Carrillo Puerto como medida de protesta exigiendo el pago anticipado de la indemnización por las tierras que fueron utilizadas para la modernización de esa vía, acuerdo que sigue sin cumplirse por parte de la Secretaría de Infraestructura Comunicaciones y Transportes (SICT).

El comisariado ejidal, Margarito Poot Moo, aseguró que desde casi un año esperaban el pago de 27 millones de pesos por la indemnización de las tierras afectadas. A pesar de los acuerdos previos, las autoridades no cumplieron su compromiso.

El 11 de abril del 2023 otra protesta se llevó a cabo por ejidatarios de Tepich del municipio de Felipe Carrillo Puerto, quien impedían el paso de la carretera que conecta Felipe Carrillo Puerto-Valladolid, y el tramo Felipe Carrillo Puerto-Tulum. Los inconformes afirmaban que el bloqueo era como medida de presión para que la Secretaría de Infraestructura, Comunicaciones y Transportes del gobierno federal, les pagara las afectaciones por 52 hectáreas de terreno expropiadas.

16 de Abril 2023, ejidatarios de Laguna Om, de Nicolás Bravo, realizaron un bloqueo de la carretera federal Chetumal – Escárcega, a fin de que el Gobierno Federal coloque un paradero del Tren Maya en su comunidad. Los pobladores llevaban varias semanas advirtiendo que tomarían la carretera federal, tras pedir que el presidente Andrés Manuel López Obrador y la gobernadora Mara Lezama Espinosa escuchen sus propuestas.

El reclamo surge luego de que asamblea general del ejido Laguna Om, por mayoría de comuneros se aceptara el cambio de la estación del Tren Maya, la cual originalmente quedaría cercana a la localidad de Nicolás Bravo. Sin embargo se construyeron cerca de sitios arqueológicos como una estrategia para detonar el turismo de la región, al final el Gobierno les llevo obras sociales a sus comunidad.

El 14 de abril del 2023, ejidatarios de Bacalar y Othón P. Blanco llegaron a la carretera Chetumal-Cancún, con el objetivo de ser atendidos por funcionarios del Gobierno de Quintana Roo, al que solicitaban mejorar la seguridad de la zona sur del Estado ante el acecho del crimen organizado, así como rehabilitar carreteras y caminos sacacosechas.

También pedían que se construyeran más sucursales del Banco del Bienestar y dos gasolineras del Bienestar; el movimiento lo encabezaba Hernán Villatoro Barrios, exdiputado del Partido del Trabajo (PT), a través de una coordinadora de autoridades comunitarias, agrarias y municipales. En su período como diputado, en 2020, fue acusado por el Consejo Maya de Quintana Roo de haberlos engañado y utilizarlos como medio de preciso para obtener beneficios personales. Al final lograron su objetivo.

El viernes 27 de octubre del 2023 más de 600 ejidatarios de Chunyaxché y Anexos de Felipe Carrillo Puerto bloquearon el Aeropuerto Internacional de Tulum “Felipe Carrillo Puerto”, su demanda principal era la regulación de unas 5 mil 900 hectáreas de tierra.

Los comunales se congregaron en la carretera federal 307, tramo Cecilio Chi – Muyil, impidiendo el acceso al aeropuerto y obstaculizando la operación de cientos de trabajadores. Su mensaje fue claro y contundente, exigiendo que se cumplan los compromisos adquiridos. Las pancartas desplegadas en el lugar expresaban su frustración: “El ejido de Chunyaxche manifiesta su inconformidad con el Señor Fajardo y funcionarios del gobierno federal por no cumplir con los compromisos”; “Señor presidente, no olvide los principios de la 4T”; “Exigimos al presidente de la República AMLO que cumpla con los compromisos firmados con nosotros los ejidatarios, ¡solución urgente!”. Su demanda sigue en trámite.

El 6 noviembre del 20230 otro bloqueo ocupó las primeras planas de los medios nacionales, pues unos 100 ejidatarios de la comunidad de “Nuevo Israel”, situada en la vía corta a Mérida, bloquearon la carretera, en demanda de un pago justo de sus propiedades que fueron expropiadas para construcción de dicha vialidad.

Los comuneros colocaron llantas, maderas y piedras, para evitar el paso de los vehículos en ambos carriles de la carretera, con pancartas en mano, los ejidatarios exigen la intervención del presidente Andrés Manuel López Obrador, para resolver este conflicto de pago que sostienen con la Secretaría de Infraestructura, Comunicaciones y Transportes (SICT). Su protesta rindió frutos.

Para el 21 de Noviembre del 2023, ejidatarios de X-Maben y Anexos bloquearon la carretera 295 Felipe Carrillo Puerto – Valladolid para pedir la presencia del Tribunal Agrario exigiendo la definición de la situación que impera en el Ejido de X-Maben y Anexos, parte del pago por la extracción del material pétreo por parte del Ejército: el Gobierno cedió a sus peticiones.

El 20 de diciembre de 2023 más de 200 ejidatarios de Nuevo Xcan aprobaron en asamblea realizar un bloqueo pacífico de la estación del Tren Maya en el Tramo 4 que va de Cancún, Quintana Roo a Izamal, en Yucatán.

El comisariado ejidal, Luis Pool, explicó que el bloqueo era por el incumplimiento con los acuerdos firmados en 2021 entre el Fondo Nacional del Fomento al Turismo (Fonatur) y el ejido, el gobierno federal, que adquirió terrenos en Xcan, localidad de Yucatán colindante con Nuevo Xcan en Quintana Roo.

La intención era abrir en esos terrenos un camino de acceso de dos kilómetros hacia la estación, que sustituya al acordado con ejidatarios de Nuevo Xcan, que mide casi un kilómetro y por el cual se ingresa a la zona para continuar con la construcción de la estación. Fonatur pretendía comprar en 14 pesos el metro cuadrado al ejido de Nuevo Xcan los terrenos de ese camino de terracería, para pavimentarlo y que corra en dos sentidos. Al final el pago se elevó hasta los 150 pesos y el bloqueo fue retirado hasta el 4 de enero de este año.

Para el 13 de enero del 2024, habitantes del ejido Pedro A. Santos en el municipio de Bacalar bloquearon el paso a camiones que trasladaban material para la obra del Tren Maya, para exigir el cumplimiento del compromiso de Fonatur para construir el paso ganadero. Fue a través de un video publicado en redes sociales por los propios pobladores mediante el cual señalan el motivo de esta manifestación, al asegurar que se dieron cuenta que no construirán la vialidad alterna prometida debido a que ya no tienen tiempo y deben terminar la obra del Tren Maya. Fonatur les construyó el paso ganadero.

Para el 6 de febrero ejidatarios de Mahahual realizaron un bloqueo carretero, en conjunto con habitantes de predios irregulares y prestadores de servicios de la Costa Maya de Quintana Roo, para lo cual se valieron de maquinaria pesada, ramas de árboles y llantas, demandando servicios básicos de agua y energía eléctrica, pavimentación de las calles, alumbrado público, seguro médico, así como detener los despojos de las tierras y la injerencia del crimen organizado.

También exigieron apoyos para la generación de recursos económicos para su subsistencia, poner fin a la monopolización del muelle de cruceros y terminar con las prácticas corruptas que obligan a los habitantes a pagar una cuota para poder trabajar. Las peticiones fueron atendidas a medias y ya anunciaron un nuevo bloqueo.

El martes 19 de marzo de este año, más de un centenar de ejidatarios de Chunyaxché y anexos, municipio de Felipe Carrillo Puerto, estallaron contra el gobierno federal y bloquearon primero los accesos al Tren Maya, base aérea militar y finalmente la vía federal 307. La exigencia es que se cumplan acuerdos para la entrega de tierras dentro de la Reserva de la Biosfera de Sian Ka’an.

La protesta comenzó de manera simbólica en las instalaciones de los megaproyectos, sin embargo, para la tarde del mismo día, la manifestación cobró fuerza y los ejidatarios tomaron la vía federal como medida de presión para exigir el cumplimiento de los compromisos pactados desde octubre del año pasado.

La paralización de la vía federal afectó a unidades de transporte, trabajadores, viajeros y hasta unidades de carga. La situación se mantiene en tensión mientras las autoridades y los ejidatarios buscan llegar a una solución que permita restablecer el tránsito y abordar las demandas planteadas.

Los ejidatarios argumentan que el Gobierno Federal no ha cumplido con los compromisos acordados previamente, que incluían la entrega de cinco mil hectáreas colindantes con la Reserva de la Biosfera de Sian Ka’an, así como la regulación de tierras en Muyil y el desembolso de 11 millones de pesos ante el Fideicomiso Fondo Nacional de Fomento Ejidal (FIFONAJE), por mencionar algunas, ante el caos que causaron, todas sus demandas se cumplieron.

El 4 de abril ejidatarios de Felipe Carrillo Puerto pararon la obra “Puerta al Mar” y bloquearon por más de una hora el acceso a los trabajos, por el incumplimiento de acuerdo con la Sedena quien se había comprometido a adquirir el material al ejido, pero en su lugar comenzó a traerlo de otros sitios.

Los comunero bloquearon la diagonal 63, conocida como camino a Vigía Chico, donde se ejecutaban las obras para abrir un camino de acceso hacia el proyecto denominado “Puerta al Mar”, dentro de la reserva de Sian Ka’an.

Elías Beh Cituk, presidente del comisariado del Ejido Felipe Carrillo Puerto, sostuvo que, desde antes de que iniciara el proyecto, el ejido entregó a la Sedena terrenos y espacios, en comodato, para que pudiera establecer bases y sus operaciones, a cambio de ello, el material pétreo lo adquirirían dentro de los bancos del ejido.

“Es un acuerdo que se tomó en asamblea y ante esa decisión, procedimos a realizar esta movilización, hasta que algún responsable, se acercara a platicar con nosotros y nos diera una solución, porque no se vale, que habiendo un acuerdo se les dé beneficio a empresas externas”, expuso. La Sedena terminó comprando grava a los bancos locales.

El 15 de mayo ejidatarios de Nuevo Israel decidieron bloquear parcialmente la vía corta hacia Mérida como medida de presión al pago de tierras expropiadas y exigían el pago de 47 hectáreas de terreno expropiadas hace más de medio siglo para la construcción de la carretera.

Durante el bloqueo, se permitió el paso de vehículos por tres minutos cada hora, así como de aquellos conducidos por personas enfermas, pacientes con citas médicas o pertenecientes a los cuerpos de emergencia. Los manifestantes exigen una indemnización de un millón de pesos por hectárea, las negociaciones aún siguen y el bloqueo fue retirado temporalmente.

El 3 de mayo del 2021, durante una gira por Quintana Roo, el presidente Andrés Manuel López Obrador se comprometió con estos ejidatarios, que habían bloqueado el entronque, a resolver su exigencia. Sin embargo, no ha sido así y ahora ahora amenazan con recrudecer la protesta que ya ajusta más de 7 días.

 

redaccionqroo@diariocambio22.mx

JFCB

¡Únete a nuestras comunidades del Diario Cambio 22 en Whatsapp y Telegram! Mantente al tanto de las noticias más importantes del día, artículos de opinión, entretenimiento, tendencias y mucho más, directamente desde tu dispositivo móvil.

WhatsApp Telegram
Telegram