Por Luis Tamayo Mendicuti/CAMBIO 22

TIZIMÍN, YUC., 19 de octubre.- Un vehículo fue presa de las llamas cuando empleados de un taller de hojalatería estaba realizando la soldadura de unas partes pero un descuido basto para que el vehículo se siniestrara.

Los hechos se registraron en Tizimín en donde el dueño del taller ubicado en la colonia San Martín ya se enduedo con el dueño del auto quemado. El fuego iniciado cuando trabajaban en la reparación de un Nissan Sentra negro, cuando de repente el automóvil comenzó a arder en llamas al intentar bombear el tanque de carburo para soldar pero al sacar chispas estás alcanzaron el auto.

El dueño solicitó ayuda a la policía municipal, quienes controlaron el fuego que dañó el interior del coche. El hojalatero acordará con el propietario para compensar los daños causados por su falta de precaución.

 

[email protected]

JFCB