Olivia Vázquez /CAMBIO 22

CANCÚN, 10 de julio.- Debido a la compleja tramitología que se enfrenta y al incremento en el costo de materiales e insumos, la vivienda en Quintana Roo ha dejado de producir al menos 10 mil viviendas, sobre todo de tipo económico, en el estado. Así lo reconocía Antonio Leonardo Garrido Hurtado, presidente de la Canavedi en Quintana Roo, nuevo líder del sector.

En uno de sus discursos que ofreció al tomar el cargo, el líder empresarial refería que el sector enfrenta 100 trámites en todos los niveles de gobierno para poder desarrollar vivienda, muchos de ellos duplicados y hasta triplicados, lo que lleva a enfrentar un camino de más de dos años para poder iniciar el desarrollo de una vivienda.

En cuanto a costos, consideraba que entre impuestos y contribuciones, el 17% del costo de la vivienda se va en estos pagos, lo que encarece el producto y aleja la posibilidad de la vivienda económica para atender al sector que más la requiere.

La sobre-regulación de vivienda ha sido un tema constante del sector y en ello se busca que a nivel estatal se logre un programa intenso de simplificación administrativa y desarrollar herramientas e instrumentos que permitan el desarrollo urbano de las ciudades que más crecen en el país.

Y es que el sector, retoma los reportes del INEGI donde se advierte que Quintana Roo sostiene un crecimiento poblacional del 4.4% anual, con ciudades como Cancún y Solidaridad que encabezan la lista de crecimiento.

En contraparte, se señala, se afronta una caída del 55% de la producción de vivienda en el estado. En 2015 se lograron construir 18 mil 976 viviendas, en tanto en 2022, sólo se lograron ocho mil 472 viviendas, es decir, se dejaron de producir 10 mil 503 viviendas, particularmente en la vivienda de interés social.

El dejar de construir este tipo de vivienda, deja libre para que gane la informalidad y haya un aumento de invasiones y asentamientos irregulares, un riesgo para el desarrollo de los destinos.

El líder del sector indicó que con el acuerdo de bienestar y desarrollo por Quintana Roo, el sector esta convencido que puede revertir esta tendencia y mejorar las condiciones de vivienda de los habitantes, pero es fundamental crear un escenario de desregularización y de facilitación de trámites para generar más inversión y atender las necesidades que se van dando.

 

 

[email protected]

JFCB