mayo 20, 2024 16:13

16.67

Renán Castro Madera, Director General

Renán Castro Madera, Director General

mayo 20, 2024 16:13

 

  • México tiene la oportunidad de aprovechar el ‘nearshoring’ para atraer mayores flujos de inversión ante su cercanía geográfica con el principal mercado de consumo, que es EU.

 

Redacción/CAMBIO 22

La oferta global de bienes y servicios en el país –igual a la demanda global– no registró crecimiento en el tercer trimestre de 2023 respecto a los tres meses anteriores, reveló el INEGI al inicio de la semana.

Esta moderación, por no decir que el estancamiento de la actividad económica de México proviene del impacto negativo del sector externo.

Al desagregar la oferta, el PIB tuvo un crecimiento de 1.1 por ciento, mientras que las importaciones de bienes y servicios se contrajeron 2.3 por ciento trimestral.

En el caso del PIB, se advierte una aceleración en comparación con los dos trimestres previos, en los que creció 0.6 por ciento en enero-marzo y 0.9 por ciento en abril-junio.

La buena noticia es que, por el lado de la demanda global, la formación bruta de capital fijo, que mide el comportamiento de la inversión utilizada en el proceso productivo, se incrementó 4.4 por ciento a tasa trimestral, en tanto que el consumo privado, principal componente de la demanda, creció 1.2 por ciento.

Por su parte, el consumo de gobierno aumentó 0.5 por ciento y las exportaciones de bienes y servicios se contrajeron 3.5 por ciento para ligar cuatro trimestres en terreno negativo.

La inversión en la economía mexicana sigue mostrando fortaleza al mantener tasas de crecimiento elevadas, no vistas desde la recuperación posterior a la pandemia más que nada por efectos estadísticos.

De hecho, el repunte de la inversión de 4.4 por ciento a tasa trimestral es cuatro veces mayor que el crecimiento de la actividad económica en el periodo reportado.

El dinamismo de la inversión refleja principalmente la contribución de la construcción no residencial, así como del gasto en maquinaria y equipo, sobre todo de origen importado.

La fortaleza de la inversión en construcción no residencial está asociada no sólo al impulso de los proyectos prioritarios o insignia de esta administración, sino también al proceso de relocalización nearshoring en México.

La expansión trimestral que registró la inversión total en el periodo julio-septiembre fue producto de un incremento de 5.4 por ciento en la inversión pública y de 4.3 por ciento en la privada.

Entre enero y septiembre, la formación de capital; es decir, la inversión, acumuló un crecimiento sin precedentes de 19.5 por ciento anual, con lo que alcanzó un nuevo máximo histórico.

Por tipo de gasto, se registró un repunte acumulado de 21.3 por ciento en la inversión pública, no visto desde el periodo comparable de 2008, y de 19.2 por ciento en la privada, siendo su mayor expansión anual para un enero-septiembre desde 1996.

Al desempeño positivo de la economía mexicana durante este año ha contribuido el aumento del gasto en construcción, en particular de naves y parques industriales relacionados con el proceso de relocalización de plantas manufactureras y proveedores del mercado estadounidense.

México tiene la oportunidad de aprovechar el nearshoring para atraer mayores flujos de inversión ante su cercanía geográfica con el principal mercado de consumo, que es Estados Unidos.

De acuerdo con la más reciente encuesta que levanta mensualmente el Banco de México entre especialistas del sector privado, el porcentaje de los analistas que consideran que este es un buen momento para realizar inversiones en el país se ubicó en 43 por ciento en este diciembre.

Si bien se replegó desde el 44 por ciento en la encuesta de noviembre, aún está en niveles no vistos desde diciembre de 2015 y es la opinión preponderante.

La coyuntura para realizar inversiones es congruente con la revisión al alza de las expectativas sobre el crecimiento económico ya no en 2023, que permanecen estables en 3.4 por ciento, sino en 2024, año para el que se prevé una expansión de 2.3 por ciento, mayor a la que se esperaba semanas y meses antes.

En lo que hay que seguir poniendo atención es en los factores que, en opinión de los analistas y directivos empresariales consultados en encuestas serias como las de Banxico y el IMEF, podrían obstaculizar el crecimiento del país hacia adelante: el deterioro en el Estado de derecho y en los indicadores de seguridad pública.

Fuente: EL FINANCIERO

[email protected]

NMT

¡Únete a nuestras comunidades del Diario Cambio 22 en Whatsapp y Telegram! Mantente al tanto de las noticias más importantes del día, artículos de opinión, entretenimiento, tendencias y mucho más, directamente desde tu dispositivo móvil.

WhatsApp Telegram
Telegram



Data from Tiempo3.com
Data from Tiempo3.com
Data from Tiempo3.com