*el Gobierno estatal informó que la Federación dará 1,600 millones de pesos para la construcción de esta presa.

Redacción/CAMBIO 22

CIUDAD DE MÉXICO. El gobernador de Nuevo León, Samuel García Sepúlveda, y el presidente Andrés Manuel López Obrador pactaron concluir la Presa Libertad y hacer un llamado al sector industrial y agrario sobre la utilización del agua.

Fuentes del Gobierno estatal informaron que el presidente se comprometió a destinar los 1,600 millones de pesos que faltan para la conclusión de dicha presa y que la entidad aportará la misma cantidad.

Asimismo, se acordó solicitarles a los sectores agrícola e industrial que celebren convenios de temporalidad con Agua y Drenaje de Monterrey.

Apenas salió de Palacio Nacional tras su reunión con el presidente Andrés Manuel López Obrador, el gobernador de Nuevo León, Samuel García Sepúlveda, dijo que “nos fue de lujo».

«Estamos muy contentos, una gran, gran reunión con el presidente Andrés Manuel. Vamos a arreglar el tema del agua de una vez por todas para Nuevo León, para la zona metropolitana, vienen muchos proyectos de agua», dijo.

Inclusive no sólo el problema del agua tendrá solución, sino que habrá más apoyo federal y aportaciones para otras obras.

Previo a su entrada a Palacio Nacional, García Sepúlveda ironizó al decir que llevaba toda una carta a Santa Claus con sus peticiones porque en su estado las presas están secas y les urge “encontrar el derecho humano al agua”

Las propuestas del gobernador para resolver el problema del agua a mediano plazo perfilan: la construcción de la presa Libertad para el año 2025, así como explotar cuatro pozos profundos ubicados en las comunidades de Campo Buenos Aires, Campo Pajonal, Camino al Diente y Cerro de la Silla.

Durante su conferencia matutina, López Obrador afirmó que su administración ha invertido 2 mil millones de pesos para el abasto de agua en la Zona Metropolitana de Nuevo León.

Desde hace una semana se inició el corte programado de agua a la población, la que se dividió en siete zonas y un día no tendrán suministro más que cuatro horas.

Además, las presas tienen problemas de abasto, de las tres que suministran a Monterrey: La Boca casi está seca y ya no puede bombear, Cerro Prieto está a punto de la seca y El Cuchillo tiene 50% de captación.

CONAGUA cierra la llave de Presa de La Boca a Nuevo León

Por otra parte, por primera ocasión en su historia, después de 52 años, la presa de La Boca dejó de dar agua a Monterrey y su zona metropolitana.

Ante la crisis hídrica que enfrenta Nuevo León, el emblemático embalse, ‘cerró la llave’ y ya no proporcionará agua a la población debido al bajo nivel en que se encuentra.

El lunes fue su último día de vida útil ya que se encuentra al 13 por ciento de su capacidad y el agua que almacena apenas sirve para que subsistan la fauna y flora del lugar.

“13.3 por ciento, nuestra Presa. Presa La Boca. Urge lluvia y cuidar el agua. Ya no se le puede sacar más por su fauna y flora”, publicó el gobernador de Nuevo León, Samuel García.

En un recorrido realizado por el sitio se pudo constatar las condiciones en que se encuentra el embalse. En donde antes había agua ahora puede verse la tierra seca y agrietada.

Algunas embarcaciones y catamaranes lucen abandonados, mientras que los paseantes han desaparecido (antes había hasta entre semana).

Ahora es posible caminar por donde antes estaba el agua almacenada. Inclusive hace semanas autoridades de Nuevo León y colectivos realizaron la búsqueda de personas desaparecidas en el lugar aprovechando su bajo nivel.

Aprovechando el bajo nivel que tiene el embalse, el gobierno del estado prepara un proyecto de desazolve.

El secretario de Desarrollo Regional y Agropecuario, Marco González público el proyecto que alistan.

“Afinando últimos detalles para empezar a desazolvar la Presa de la Boca, por instrucción del gobernador”, compartió.

 

 

Fuente: El Horizonte

GCH




Diario Cambio 22 - Península Libre