• En el episodio, la actriz es víctima de una cláusula de identidad en streaming, que termina por convertirla en un personaje digital.

 

Redacción/CAMBIO 22

”Es aterrador. Yo prefiero a los seres humanos”, dice Salma Hayek sobre cómo la inteligencia artificial es ya una realidad con la que coexisten las personas.

La mexicana forma parte del elenco de la nueva temporada de Black mirror, serie en la que se exploran los alcances y consecuencias de la tecnología.

Escrita por Charlie Brooker, esta producción, que inició en 2011, ha generado controversia al contener en cada uno de sus episodios una historia distópica que, generalmente, provoca reflexiones e incluso miedos respecto a la tecnología.

“Me siento muy honrada de que este hombre (Brooker) pensara en mí para hacer un personaje”, acepta la actriz en entrevista desde una computadora.

La sorpresa para la también productora fue que el escritor inglés le entregó un papel en el que se interpreta a sí misma como actriz en una plataforma de streaming.

Salma ya conocía el trabajo de Brooker en esta serie, pero tuvo que ignorar sus presentimientos para adentrarse a ella.

“Cuando me dijeron que Charlie me escribió un personaje primero me emocioné, pero luego dije, ‘espérame tantito, es de horror, o sea que voy a ser alguien horrible, un horrible ser humano, mato a alguien o no sé qué voy a hacer’”, recuerda.

Y aunque normalmente prefiere alejarse de las historias de terror, aceptó porque descubrió que esta contenía un toque de humor negro.

“Son diferentes versiones de mí, que no soy yo y qué delicia poder tener sentido del humor de mí misma, como lo hacemos los mexicanos, porque si no lo desarrollamos, no sobrevivimos en México, es parte de lo mejor de ser mexicano, y pude usar eso en el episodio”, cuenta.

La veracruzana reinicia la serie con el primero de cinco capítulos de esta sexta entrega, llamado “Joan es horrible“, que comparte con la actriz canadiense Annie Murphy.

En esta, ambas son víctimas de una cláusula de identidad que las convierte en un personaje digital.

“Lo más asombroso fue saber cuan cerca estamos de llegar al lugar en el que el episodio está basado, especialmente con la inteligencia artificial, que se desarrolla tan rápido”, señaló Murphy.

La serie, que también toca líneas como el espionaje y la invasión de la privacidad, se estrena hoy en Netflix, plataforma que durante este episodio también hace una sátira sobre sus contenidos y las cláusulas de contrato.

Salma, sin embargo, destaca las ventajas de estas plataformas: “El streaming le ha dado mucha oportunidad a la gente de México, se están produciendo tantas cosas que hay mucho más trabajo que se ve en todas partes del mundo”.

 

 

Fuente: El universal

[email protected]

GCH