marzo 1, 2024 03:41

Renán Castro Madera, Director General

 

  • El Sacerdote José Filiberto Velázquez Florencio, quien Dirige el centro de Derechos Humanos “Minerva Bello”, Realizó la Denuncia del Asesinato en la Comunidad de Buena Vista de los Hurtado, Presuntamente Durante Ataque de un Grupo Armado

 

Redacción/CAMBIO 22

Grupos armados presumiblemente pertenecientes al grupo delictivo la Familia Michoacana, asesinaron a todos los habitantes de la comunidad de Buena Vista de los Hurtado, pertenece a Heliodoro Castillo (Tlacotepec), y situada en la zona serrana colindante con San Miguel Totolapan, denunció el sacerdote Filiberto Velázquez.

De acuerdo con el sacerdote una persona herida logró salir del pueblo llegó hasta Tetela del Río y de ahí lo trasladaron a la cabecera municipal, Tlacotepec, él relató que los habitantes de Buena Vista se encontraban matando un cerdo cuando llegó el comando de hombres armados, que asesinó a todos.

Hasta el momento las autoridades de Guerrero, ni del municipio de Heliodoro Castillo han confirmado oficialmente el ataque, tampoco lo han negado bajo el argumento de que el personal se encuentra en camino a la zona para confirmar los hechos, pues de acuerdo con el cura los cuerpos aún estarían tirados en la comunidad porque no hay quién los levante.

El pueblo de Buena Vista de los Hurtado tiene aproximadamente 35 habitantes, no tiene servicio de energía eléctrica, ni telefonía, y para llegar a él desde Tlacotepec son aproximadamente tres horas de camino, por eso las autoridades no han llegado al pueblo a confirmar la noticia criminal.

El sacerdote indicó que ha estado en contacto con el director de gobernación estatal, Francisco Rodríguez Cisneros, quien le confirmó que los cuerpos de seguridad se transportaban hacia la región, pero que aún no accedían al pueblo mencionado.

Indicó que en esta zona del estado se ha pedido reiteradamente que se instale una base de Operaciones Mixtas a fin de que los grupos delincuenciales no puedan transitar tan libremente “si la base de operaciones hubiera estado otra cosa diferente habría pasado”.

Cabe señalar que en esta misma región el estado a principios del mes de diciembre pasado se reportó el plagio de 20 personas de una comunidad, las autoridades tardaron tres días en acudir a revisar el tema y cuando subieron dijeron que no había denuncia de estas desapariciones.

De acuerdo con el cura que también dirige el centro de Derechos Humanos “Minerva Bello”, La región es disputada por al menos dos grupos delincuenciales, la Familia Michoacana y Los Tlacos, quienes dejan en medio a las comunidades y que son atacadas para generar miedo entre los habitantes de la región, “estamos en contacto con los habitantes de Buena Vista y el Caracol, quienes manifestaron tener miedo de quedarse a vivir en el lugar y contemplan la posibilidad de desplazarse a otra zona del estado o del país.

“Muchos hombres decidieron salir de las comunidades o se llevaron a parte de sus familias a la frontera, lo que aumenta y complica el problema de la migración”.

¿Quién es el Padre Filiberto?

El sacerdote José Filiberto Velázquez Florencio, dirige el centro de Derechos Humanos “Minerva Bello”, asimismo el albergue altruista que se encuentra frente al Hospital Raymundo Abarca Alarcón donde se da alojamiento, alimento y apoyo a las familias de pacientes del nosocomio. En este mismo espacio se tiene la iglesia en la que oficia misa de manera regular

El sacerdote tiene un marcado activismo en favor de grupos vulnerables y causas sociales, ha enarbolado la lucha de familias desplazadas en la región de la sierra, también de familias de desaparecidos en el municipio de Chilapa, ofreció refugio a un grupo de hondureños que llegó a Guerrero buscando el camino hacia los Estados Unidos.

También se ha convertido de una especie de vocero de comunidades marginadas que se encuentran azotadas por la violencia, además de ser un puntual crítico de las autoridades que no han actuado de manera eficiente en la defensa de los derechos humanos de pobladores Guerrerenses.

En el mes de octubre del año pasado el cura fue atacado a balazos cuando regresaba a Chilpancingo después de participar en una reunión con estudiantes de la normal de Ayotzinapa.

Y en el mes de julio denunció hostigamiento elementos federales que entraron al albergue buscándolo presumiblemente para detenerlo pero no lo encontraron, ello porque días antes había participado en un bloqueo a la Autopista del Sol en apoyo a familiares de desaparecidos de la Montaña Baja.

 

Con información de El Sol de Acapulco

[email protected]

RHM

¡Únete a nuestras comunidades del Diario CAMBIO 22 en WhatsApp y Telegram! Mantente al tanto de las noticias más importantes del día, artículos de opinión, entretenimiento, tendencias y mucho más, directamente desde tu dispositivo móvil.



Data from Tiempo3.com
Data from Tiempo3.com
Data from Tiempo3.com