Redacción/CAMBIO 22

La ciudad rusa de San Petersburgo alberga este domingo el principal desfile naval que se organiza en el país con motivo del Día de la Marina de Rusia.

Este año en el evento participaron 45 barcos, lanchas y submarinos, así como cerca de 3.000 militares

El presidente de Rusia y a la vez comandante supremo de las Fuerzas Armadas rusas, Vladímir Putin, asistió al desfile, tal y como marca la tradición.

El jefe de Estado pasó en barco por las líneas de desfile de buques de guerra en las aguas del golfo de Finlandia, del río Nevá y la rada de Kronstadt. Durante el recorrido, el mandatario felicitó al personal de sus tripulaciones con motivo de la celebración.

Asimismo, Putin pronunció un discurso con el motivo de la celebración, en el que recordó que este año, la Flota del Báltico cumple 320 años, la Flota del Norte 290 años y la Flota del Mar Negro 240 años. “Cada una de ellas tiene su propia historia gloriosa. Junto con la Flota del Pacífico y la Flotilla del Caspio, forman una fortaleza indestructible de la capacidad defensiva de nuestro país y garantizan de manera fiable los intereses nacionales de Rusia en los océanos del mundo”, dijo.

Al mismo tiempo, destacó que Rusia no ha dejado de reforzar su Armada. “Hoy Rusia está realizando con confianza las tareas a gran escala de la política marítima nacional, aumentando gradualmente la potencia de su flota. Solo este año se le sumarán 30 buques de diferentes clases”, afirmó.

El desfile contó con la demostración del primer barco de guerra en miniatura del emperador ruso Pedro el Grande, el Botik, a menudo llamado el ‘abuelo de la flota rusa’, que se traslada a bordo de la lancha de desembarco Alexéi Bárinov.

El evento presenciaron cuatro líderes africanos que permanecieron en San Petersburgo después de la cumbre Rusia-África, así como representantes de cinco otros países que también participaron en el foro.

Por su parte, el ministro de Defensa de Rusia, Serguéi Shoigú, señaló que la Marina juega “un papel clave para garantizar la soberanía y la libertad” del país, y es “un componente importante de la defensa nacional”. Shoigú expresó su agradecimiento a los veteranos de la Marina, cuyo servicio sirve un ejemplo para la joven generación de defensores de la Patria. Asimismo, el ministro felicitó por el festivo a todas las personas que trabajen en el sector.

El Día de la Marina se celebra cada último domingo de julio en toda Rusia. La principal fiesta naval del país también se celebrará en otras ciudades costeras – bases de la Marina: Vladivostok, Baltiysk, Severomorsk, Novorossiysk, Kaspiysk, así como el puerto sirio de Tartus.

Tras el desfile los espectadores podrán disfrutar de fuegos artificiales de artillería que iluminarán el cielo nocturno de San Petersburgo y otras ciudades.

 

 

 

Fuente: RT
[email protected]
MRM