• La agencia de noticias ucraniana citó declaraciones de fuentes del Servicio Secreto Ucraniano (SBU) y de la Marina ucraniana, quienes se atribuyen el ataque.

Redacción/CAMBIO 22

El Comité Nacional Antiterrorista (CNA) de Rusia acusó hoy a los servicios secretos ucranianos del ataque de esta madrugada contra el puente de Crimea, en el que murieron al menos dos personas y una más resultó herida.

Según el CNA, el ataque fue llevado a cabo con dos drones acuáticos de superficie y se llevó a cabo a las 3:05 horas locales en la zona de carretera, que sufrió daños.

Asimismo, el Comité de Investigación de Rusia confirmó la apertura de un caso por un “acto terrorista” contra el puente, por lo que los investigadores están trabajando para intentar identificar a los implicados en el suceso.

El gobernador de la región rusa de Belgorod, Viacheslav Gladkov, confirmó que las víctimas se encontraban en un “automóvil accidentado” con matrícula de la región. En el vehículo se encontraba una familia, los padres murieron y la hija, menor de edad, resultó herida y está siendo trasladada a un hospital.

Poco antes, la agencia de noticias ucraniana, Ukrinform, citó declaraciones de fuentes del Servicio Secreto Ucraniano (SBU) y de la Marina ucraniana, quienes se atribuyen el ataque.

Señaló que drones marinos ucranianos fueron utilizados la madrugada de hoy para el ataque contra el puente de Kerch, que une Crimea con Rusia y que fue cerrado al tráfico rodado y ferroviario tras ser alcanzado por varias explosiones.

El medio cita fuentes no identificadas en ambas fuerzas de seguridad. “Fue difícil llegar al puente, pero al final lo conseguimos”, dijo un representante del SBU citado por Ukrinform que señaló que el puente es un objetivo legítimo para Ucrania al haber sido construido en territorio ucraniano ocupado.

Según esas fuentes, el ataque habría sido perpetrado durante la pasada noche por drones marinos que se mueven por la superficie del agua y que habrían dañado el puente.

Sin embargo, la portavoz de las Fuerzas de Defensa y Seguridad en el Sur, Natalia Gumeniuk, dijo que el incidente podría ser “una provocación” por parte de Rusia ante la expiración del acuerdo sobre la exportación de grano desde puertos ucranianos, firmado en junio de 2022 con la mediación de Naciones Unidas y Turquía, como informa el diario ucraniano Suspilne.

Las autoridades rusas reconocieron una “emergencia” en el puente e informaron de la muerte de dos civiles en el incidente.

Tras el suceso, el presidente del Consejo Estatal de Crimea, Vladimir Konstantinov, acusó al “régimen terrorista de Kiev” de “cometer un nuevo crimen”. “Han atacado el puente de Crimea. En Kiev tienen que saber que la parte automóvil del cruce es un objeto exclusivamente civil, pero eso no ha detenido a los terroristas. Tampoco les detendrá en el futuro”, criticó.

El puente de Kerch fue construido por el presidente ruso, Vladímir Putin, después de que Rusia se anexionara la península ucraniana de Crimea en 2014. El puente une esta península del Mar Negro con Rusia y es un símbolo de la presencia rusa en Crimea.

La infraestructura es, además, una vía clave de suministro terrestre para los efectivos militares rusos estacionados en Crimea, región que tiene un papel capital en el sustento de las tropas rusas que ocupan el sur de Ucrania.

Además, Rusia utiliza Crimea y la flota militar que tiene allí desplegada para lanzar muchos de sus ataques contra el resto del territorio de Ucrania.

El puente de Kerch fue atacado por primera vez con explosivos en octubre del año pasado, en una acción que provocó euforia en Ucrania y amenazas de una nueva escalada militar por parte de Rusia.

La estructura, de 19 kilómetros de longitud, comprende una vía de transporte ferroviario y una carretera.

 

 

 

 

 

(Con información de EFE y Europa Press)

[email protected]

MRM