Redacción/CAMBIO 22

Elon Musk planea recortar el personal de Twitter en casi un 75 por ciento una vez que haya comprado la plataforma de redes sociales por US$44 mil millones, sugieren documentos filtrados.

El multimillonario de Tesla les dijo a los posibles inversionistas en su acuerdo para comprar Twitter que tiene la intención de reducir el personal de la empresa de alrededor de 7.500 a poco más de 2.000, informa The Washington Post.

La persona más rica del mundo renovó su intento de comprar la empresa a principios de este mes después de intentar retractarse de la compra y una corte de Delaware le dio hasta el 28 de octubre para cerrar el trato.

 

La junta actual de Twitter ya había planeado reducir los salarios en la empresa en alrededor de US$800 millones para fines de 2023 y reducir el personal en un 25 por ciento, según el periódico.

Musk acordó comprar la empresa por US$54,20 por acción en abril, pero en julio indicó que había cambiado de opinión y citó problemas de bots y spam.

Luego, Twitter lo demandó en el Tribunal de la Cancillería de Delaware para forzar el cierre del acuerdo. En su carta a Twitter, Musk acordó pagar el precio total, pero avisó que eso dependía de obtener los fondos necesarios para pagarlo.

“La intención de la empresa es cerrar la transacción a US$54,20 por acción”, aclaró Twitter en un comunicado tras recibir la carta.

Si el acuerdo se concreta el próximo viernes, Musk se convertiría de inmediato en su nuevo propietario.

Durante la llamada de ganancias trimestrales de Tesla el miércoles, Musk admitió que “obviamente estaba pagando de más” por Twitter, con sede en San Francisco.

Pero recalcó que estaba “entusiasmado con la situación de Twitter” y describió a la empresa como un activo con un “potencial increíble” que “ha languidecido durante mucho tiempo”.

“La parte fácil para Musk fue comprar Twitter y la parte difícil es arreglarlo”, comentó al periódico Dan Ives, analista financiero de Wedbush Securities. “Será un desafío hercúleo cambiarlo”.

The Independent se comunicó con Twitter en busca de comentarios.

Musk ha sugerido que comprar Twitter es el primer paso para crear una “aplicación de todo” que él llama X, que podría seguir el modelo de WeChat de China.

También ha insinuado que la plataforma protegerá la libertad de expresión y permitirá el regreso de usuarios prohibidos como Donald Trump, cuya cuenta fue bloqueada tras el asalto al Capitolio del 6 de enero por parte de sus partidarios.
Fuente: Independent en español
GCH