Redacción/CAMBIO 22

Los rescatistas en Turquía lograron en la madrugada de este viernes salvar a otras cuatro personas de entre los escombros, cuatros días después del terremoto inicial del pasado lunes, informó la agencia de noticias pública Anadolu.

Una madre y su hijo fueron rescatados con vida en Diyarbakir, más de 100 horas después de que la casa se derrumbara por el seísmo. Los equipos de búsqueda y rescate alcanzaron a Sebahat Varli, madre de 32 años, y a su hijo Serhat, de 10.

Antes de sacarlos de los escombros, los rescatistas tuvieron que hacer unas primeras intervenciones médicas para luego enviar a los dos a un hospital cercano.

Unas horas antes, los equipos de rescate lograron sacar con vida a otras dos personas, una en la región de Kahramanmaras y otra en Hatay, en el extremo sur del país.

Según Anadolu, los equipos de rescate que se concentraban en una voz que salía de los escombros de una casa de tres plantas en Kahramanmaras pudieron rescatar a una mujer de 26 años, de nacionalidad siria.

Fue sacada con vida tras sacar escombros durante 14 horas, para luego enviarla directamente a una clínica.

El cuarto “milagro” de la madrugada tuvo lugar en Hatay, donde una niña de 7 años fue encontrada con vida por los bomberos en un edificio colapsado.

Según el más balance más reciente, el número de víctimas por los terremotos ya alcanza más de 20 mil muertos y 72 mil 242 heridos, aunque se estima que quedan todavía otras decenas de miles de personas bajo los escombros.

Más de 120 mil efectivos de búsqueda y rescate trabajan actualmente sobre el terreno, según la agencia de gestión de desastres y emergencias AFAD.

El presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, muy criticado por no haber tomado medidas antes de tiempo y de gastar los fondos contra terremotos en autopistas y otros grandes proyectos, aseguró el jueves que todas las casas derrumbadas -unas 6 mil 500- serán reconstruidas en el plazo de un año.

 

 

Con información de EFE.

[email protected]

IAA